Edición Impresa, Mundo, Últimas

Rusia: condenaron a las Pussy Riot

Dos años de cárcel al grupo que cantó contra Putin en la catedral de Moscú.


La Justicia rusa condenó ayer a las tres jóvenes del grupo punk Pussy Riot a dos años de prisión tras declararlas culpables de “vandalismo” e “incitación al odio religioso”, por cantar una “oración punk” en la catedral de Moscú contra el actual presidente Vladimir Putin, cuando todavía era candidato a su tercer mandato, en febrero pasado. El fallo desencadenó ola de críticas internacionales y locales.

No alcanzaron las protestas de figuras del arte, la religión, la política y de las organizaciones de derechos humanos, nacionales e internacionales. Los analistas consideraron que la severa sentencia parece confirmar que Putin no quiere hacer ninguna concesión y mostrar firmeza en un clima de gran polarización política local.

“Teniendo en cuenta la naturaleza y el grado de peligrosidad planteado por lo que hicieron, la corrección de las acusadas sólo es posible mediante un castigo real”, afirmó la jueza Marina Syrova, que destacó el carácter “sacrílego” de la intervención de Pussy Riot y su “odio a la religión”.

La lectura del veredicto duró casi tres horas. La magistrada retomó en gran parte los argumentos presentados el 7 de agosto pasado por el fiscal.

Luego condenó a cada una de las tres mujeres –Nadejda Tolokonnikova, de 22 años, Yekaterina Samutsevich, de 30 años, y Maria Alejina, de 24 años– a dos años de trabajos disciplinarios en una colonia penal general, las condiciones más duras posibles para mujeres que comparecen ante la Justicia por primera vez.

Lluvia de críticas

La jefa de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Catherine Ashton, opinó: “Estoy muy decepcionada con la decisión de la justicia rusa”. Y añadió: “La sentencia es desproporcionada”.

El ministro alemán de Relaciones Exteriores, Guido Westerwelle, dijo por su parte que estaba “preocupado por las consecuencias de esta pena para el futuro y la libertad de la sociedad civil rusa”.

Francia y Estados Unidos consideraron que la sentencia era “desproporcionada”.

La Iglesia ortodoxa rusa pidió “clemencia” para las tres jóvenes integrantes del grupo Pussy Riot. “Sin poner en duda la legitimidad de la decisión de la Justicia, pedimos a las autoridades del Estado que muestren clemencia hacia las condenadas con la esperanza de que ellas renunciarán a reiterar este tipo de sacrilegio”, indicó un comunicado publicado por el Alto Consejo de la Iglesia ortodoxa.

Nikolai Polozov, uno de los abogados de las Pussy Riot, confirmó que las tres mujeres apelarían.

Con este veredicto, “las autoridades rusas se condenaron a sí mismas”, afirmó en Twitter.

El bloguero anticorrupción Alexei Navalny, uno de los líderes de la oposición, denunció “un aniquilamiento de la justicia” y “un proceso digno de la inquisición”, según Interfax.

“Esto es simplemente una idiotez”, consideró por su parte

Comentarios