El Hincha, Rosario Central

“Me tengo fe de cortar la racha”

Ruben espera cortar con un gol la sequía que sufre

Desde aquel festejo en el clásico de mayo pasado el artillero auriazul no volvió a marcar. Fue por la fecha 24 del último torneo, en el triunfo por 3 a 1 en cancha de Newell’s.


“Contento no estoy, es la verdad; tengo ganas de convertir y de ayudar al equipo en esa faceta, que creo que es en la que principalmente puedo colaborar”, señaló Marco Ruben, quien arrastra una racha negativa de ocho partidos sin marcar goles. La serie adversa, que se traduce en 712 minutos de Ruben en cancha, preocupa al delantero. Pero no lo desespera ni le hace perder expectativas de cara a lo que viene: “Me tengo fe que ante Argentinos Juniors pueda cortar la racha, gritar un lindo gol, y festejar el triunfo”.

Desde aquel festejo en el clásico de mayo pasado el artillero auriazul no volvió a marcar. Fue por la fecha 24 del último torneo, en el triunfo por 3 a 1 en cancha de Newell’s. Tras ese encuentro, Ruben completó los 90 ante Racing, River y Colón de ese campeonato. Tras operarse de un problema en la planta del pie derecho, el delantero sumó otros 5 cotejos son goles: 80 minutos ante los Sabaleros en la primera fecha de la Superliga; 90 más ante Deportivo Riestra, por Copa Argentina: otros 90 contra San Lorenzo y 72 frente a Temperley, ambos por el torneo local; y 78 más contra Boca por la Copa.

“En el fútbol hay momentos buenos y malos, hay que saber asumirlos y también tratar de sobreponerse”, planteó el goleador. Y también explicó: “Los momentos malos son los que más golpean y más cuestan superar, pero es importante no perder esa fuerza, ese creer en el grupo, que hace que cuando las cosas no salen, se compensen por otro lado”.

“En los últimos partidos, sólo con Temperley estuve cerca de convertir; después me costó bastante posicionarme frente al arco rival, contar con chances de gol”, recordó Ruben. Y aclaró: “No sé si la palabra es ansioso, pero sí quiero llegar al gol, buscarlo de la forma que sea; quiero ayudar también de esa manera pero, si no lo puedo conseguir, mi equipo sabe que puede confiar en mí porque voy a colaborar desde el sacrificio, desde la predisposición y desde no dar nunca una pelota por perdida”.