El Hincha

Rugby

Rosario va en busca de ser sede del Mundial Juvenil 2019

De cara a la postulación para la sede del Mundial Juvenil 2019, la ciudad edifica y busca cumplir con los requerimientos.


En Rosario no se quedaron de brazos cruzados. La postergación como sede del Mundial Juvenil, que en teoría se iba a organizar este año, se trasladó a 2019. Tanto la Municipalidad como el club Old Resian continúan con las obras que son exigidas por World Rugby para poder confirmar a la ciudad como anfitriona del campeonato que reúne al futuro del rugby mundial.

El Hincha tomó conocimiento de la visita de una comitiva de la Unión Argentina de Rugby en conjunto con representantes de la Municipalidad, encabezada por la propia intendenta Mónica Fein, mientras que el único dirigente que estuvo presente fue Guillermo Wade, mandamás de Old Resian.

El motivo de la visita fue ver el estado de las obras tanto en el hipódromo como en las instalaciones de la institución de Mendoza y Wilde. En el hipódromo se está trabajando en la cancha de césped sintético, ya que las tribunas tubulares se instalarán según la exigencia de World Rugby; mientras que los vestuarios se alquilarán para la ocasión. Además, está muy avanzada la construcción del túnel que unirá la cancha con el exterior del óvalo.

En tanto que en el barrio de Fisherton se exigió un puente para comunicar el estacionamiento y otras dependencias del Tricolor y que el público pueda cruzar calle Wilde sin tener que preocuparse por el tránsito. Además, hay que tener en cuenta que para 2019 es muy probable que dicha arteria ya se encuentre comunicada con la autopista Rosario-Córdoba y su tránsito va a aumentar.

Otra exigencia para el club rosarino era la construcción de nuevos vestuarios, obras que la institución presidida por Wade tenía en mente y con la postulación como sede adelantó los tiempos y la finalización de las obras estaría por concluirse.

Hoy en día ya se ha habilitado, provisoriamente, la mitad del vestuario local de caballeros. A su vez, se están levantando las columnas correspondientes a la segunda etapa (parte sur del vestuario), que servirán de base, además, para ampliar la parte superior del bar.

Pero no sólo el vestuario se le pidió a Old Resian, sino que la entidad adquirió terrenos linderos, lugar en el que se está construyendo la cancha número dos. De esta manera el Tricolor queda muy bien posicionado para albergar a un grupo en la etapa de clasificación y tener el honor de que en sus instalaciones estén a la vista del mundo, pero todas estas obras quedarán para que el club las disfrute y se meta en el selecto grupo de instituciones con infraestructura acorde a los tiempos que corren.

Por último, pero no de menor importancia, la semana próxima estaría recorriendo Rosario un enviado de World Rugby (sería Simon Kibble), quien ya visitó la ciudad en dos oportunidades a principios de 2017. La tercera sede del Mundial sería Crai de Santa Fe.

Rosario no se detiene y sigue edificando de cara al futuro. Porque todas las obras que se realicen para poder ser sede del Mundial Juvenil serán un legado por demás de importante para el crecimiento del deporte de la ciudad.

Araujo presente

El rosarino Carlos Araujo, presidente de la UAR se hizo presente en la recorrida. El dirigente es el gran impulsor de la postulación de Rosario como sede. Aunque dejará el cargo este mes, quiere dejar todo ordenado y no pasar sorpresas en el futuro.

Si te gustó esta nota, compartila