Ciudad, Edición Impresa

Felices fiestas

Rosario tendrá la canasta navideña más barata del país

La Cámara de Supermercados de Rosario lanzó su apuesta: sidra, pan dulce, turrón, budín y garrapiñada a 69 pesos. La caja de productos local costará un 20% menos que las más básicas y de menor precio que ofrecen las grandes cadenas.


Frente a las subas de precios que llevaron a una notoria disminución del consumo de alimentos y a generar una fuerte retracción en todos los rubros de la economía, los supermercados locales lanzaron su apuesta: tendrán la canasta navideña –aseguran– más barata del país. Así, la Cámara de Supermercados de Rosario y la Región (Casar) propuso a productores y comerciantes de la zona “aunar esfuerzos” y ayer presentaron en conjunto los resultados: una promoción de productos que incluye una sidra, un pan dulce, un budín, un turrón y una garrapiñada, a 69 pesos en total. Y se entregará en una bolsa “ecológica”.

La propuesta de Casar se comercializará a un 40 por ciento más del precio de la que se promocionó para la Navidad y Año Nuevo de 2015, cuando la canasta menos onerosa se ofreció a 49,90 pesos. La caja, que según las cuentas de la Cámara estará al alcance de prácticamente todas las familias, se podrá adquirir en todas las bocas de expendio que están asociadas a la entidad a partir del próximo jueves 1º de diciembre hasta el último día de 2016, el próximo 31 de diciembre.

La canasta promocional costará 20 por ciento menos que las más básicas que están armando las grandes cadenas, y se conseguirá en Rosario, Granadero Baigorria, Villa Gobernador Gálvez, Funes, Cañada de Gómez, Casilda, Chabás, Firmat, Gálvez, Arroyo Seco, Carcarañá, Capitán Bermúdez y Bigand, entre otras. Incluso cruzará el límite con Córdoba, ya que se ofrecerá en Corral de Bustos.

La canasta, además, va en línea con la que presentó Casar ya en 2013, cuando costaba 29,90 pesos y se vendieron más de 200 mil unidades, aventajando localmente a la que presentó el gobierno nacional ese mismo año, que costaba 39,90 pesos.

A ese precio saló la canasta de Casar en 2014: es decir, un año después costaba 39,90 y de nuevo estaba un 25 por ciento menos de lo que había presentado ese año el gobierno en forma oficial.

Ahora ni siquiera hay: en la Navidad de 2015, el gobierno nacional entrante no presentó canasta alguna y la de Casar costaba 59,90 pesos. Y para estas fiestas tampoco hay indicios de que el gobierno nacional se preocupe por la mesa navideña.

De hecho, un estudio a nivel nacional que se conoció horas antes del lanzamiento local concluye que los productos que se consumen en las Fiestas aumentaron en promedio un 67,7 por ciento.

Con todo, el presidente de Casar, Mariano Martín, explicó que este es el cuarto año en se prepara la canasta, que se ofrecerá en cada una de las cerca de 380 bocas que componen Casar, entre supermercados y autoservicios de la ciudad y la región. Entre ellos figuran las cadenas y súper Único, Dar, MicroPack, La Ola, Súper Génova, Premium, Arco Iris y el Delfín Blanco.

De igual modo, se aclaró que no todos los locales van a ofrecer las mismas marcas –“Los proveedores irán cambiando según cada zona”, explicó Martín– pero todos tendrán similar calidad y el mismo precio.

El presidente de la entidad puntualizó que la gestión de la bolsa promocional la realizó la Cámara de Supermercados con sus socios y las industrias para “generar sinergia en la región”.

“Acompañamos las Fiestas con una canasta que pueda estar al alcance de todos. Si se compran los productos por separado lo van a pagar más caro. Desde que se lanzó el kit, se vendió muy bien y permitió que todos puedan tener acceso a los productos de las fiestas navideñas. Es un ejercicio que venimos haciendo desde hace cuatro años consecutivos y estamos orgullosos de dar la opción más conveniente del país”, aseguró Martín.

Según el presidente de Casar, las grandes cadenas de supermercados nacionales e internacionales no ofrecerían –de hecho no lo anunciaron– una canasta con la misma cantidad de productos por menos de 90 pesos. “La cadena Jumbo lanzó un kit con los mismos artículos, de distintas marcas, a 99 pesos, y Coto a 121 pesos”, detalló. La posibilidad para ello, se desprende, es la convergencia con productores locales y regionales que resignan utilidades por unidad –recuperando terreno por cantidad– además de la ventaja comparativa de disminuir costos de transporte y distribución por proximidad geográfica.

Comentarios