Ciudad

Paga solo 30 pesos por viaje

Rosario: siguen las denuncias contra la aplicación Glovo

El Sindicato de Cadetes local volvió a denunciar precarización laboral en las apps que hace un tiempo se utilizan en la ciudad


El Sindicato de Cadetes de Rosario volvió a denunciar precarización laboral en las aplicaciones que hace un tiempo se utilizan en la ciudad: Pedidos Ya y la multinacional Glovo. Según contó Gustavo Yedro, secretario General de ese gremio, estas empresas les “sacan” a los repartidores todo tipo de derechos laborales y los obligan a trabajar de forma autónoma. Piden que se regularice la situación.

Según explicó Yedro, a los distribuidores de pedidos on line los capacitan en un espacio de coworking (oficinas alternativas de trabajo) y los hacen firmar un contrato de unas 20 hojas.

Allí, dijo, los obligan a renunciar a todo tipo de derechos y reclamos laborales. “De esa manera, en el caso de la empresa Glovo, la firma se cubre de cualquier problema y los trabajadores se tienen que hacer cargo de lo que trasladen, rompan, se moje o se los roben”, señaló.

La historia

Los cadetes, llamados “glovers”, son mensajeros independientes integrados a una plataforma desde donde se les asignan los pedidos que realizan los usuarios a través de una app.

La compañía empezó en España, se extendió a Portugal, Francia e Italia, entre otros países. Siguió en Chile, Brasil, Perú y Bolivia, Buenos Aires y desde hace tiempo Glovo desembarcó en Rosario.

El referente gremial contó que la empresa les alquila a los trabajadores las cajas con las que trasladan la mercadería en su espalda: por día les sale 15 pesos. Los pagos son por quincena. En tanto, los mensajeros cobran por cada envío 30 pesos. La cifra es más baja en comparación con otros cadetes, a los que se les paga 70 pesos el viaje.

En el caso de Pedidos Ya, el conocido delivery de comidas, los cadetes están registrados bajo el convenio de Empleados de Comercio.

“Esta situación se da porque hay una desocupación ascendente y permanente. La mayoría de los cadetes trabajan de manera informal y están en las mismas condiciones de precariedad. Pero los de las apps ganan la mitad”, dijo Yedro.

Y agregó: “Los de Pedidos Ya y Glovo trabajan entre cuatro y ocho horas. En principio tienen flexibilidad pero después los condicionan. El mecanismo es perverso. Los entusiasman, les dan varios viajes y, a medida que pasa el tiempo, les reducen la cantidad de viajes y horarios. Si se va uno vienen 100 para reemplazarlo”.

El referente gremial contó que en Rosario hay unas 80 empresas de cadeterías que nuclean a unos 8 mil trabajadores.
“Desde el sindicato no estamos en contra de la aplicación, el gran problema es la precarización laboral. Lo venimos denunciando desde hace tiempo ante el Ministerio de Trabajo, el municipio y el Concejo”, se lamentó.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios