Policiales

Violencia Institucional

Rosario se sumó a la marcha nacional contra el gatillo fácil

Padres, hijos, hermanos y familiares de jóvenes asesinados por las Fuerzas Públicas fueron acompañados por Taty Almeida, una de las Madres de Plaza de Mayo línea fundadora que a sus 88 años no abandona la lucha. Marcharon desde la puerta de Tribunales hasta el frente de Gobernación.


Familiares de jóvenes asesinados por las Fuerzas Públicas fueron acompañados por Taty Almeida. Foto: Alejandro Guerrero

Una nutrida movilización encabezada por familiares de víctimas de violencia institucional recorrió las calles rosarinas desde la puerta de los Tribunales provinciales hasta el frente de la sede de Gobernación, bajo el lema “yo marcho contra el gatillo fácil”.

Los manifestantes se concentraron a las 17 en Balcarce y Pellegrini convocados por la Multisectorial Contra la Violencia Institucional que se sumó a la 4° Marcha Nacional Contra el Gatillo Fácil. Padres, hijos, hermanos y familiares de jóvenes asesinados por las Fuerzas Públicas fueron acompañados por Taty Almeida, una de las Madres de Plaza de Mayo línea fundadora que a sus 88 años no abandona la lucha. La marcha terminó con un acto en Santa Fe y Dorrego.

“La violencia estatal, que es una de las deudas más importantes de nuestra democracia. Actualmente se recrudece con el actual gobierno de Cambiemos a nivel nacional, en una situación de duro ajuste económico y empobrecimiento y en un contexto político, social y cultural que avala y habilita cada vez más decididamente estas prácticas represivas”, leyeron los organizadores de un comunicado.

En el texto refirieron que “nos sumamos a la 4° Marcha Nacional Contra el Gatillo Fácil que se realiza en distintas ciudades del país para exigirle al Estado y a los gobiernos que dejen de detener arbitrariamente, de hostigar, de requisar, de humillar, de golpear, de manosear, de maltratar, de atropellar, de armar causas, de torturar en cárceles y comisarías, de ejecutar y desaparecer a nuestrxs jóvenes”. La marcha de ayer se dio en forma simultánea en Buenos Aires, Mar del Plata, Córdoba, Salta, Tucumán, Bariloche, Mendoza, Santiago del Estero, San Luis, Chubut, San Juan y Misiones.

Para los organizadores, “desde el año 2013 se han profundizado las prácticas de violencia institucional, principalmente, hacia los jóvenes de barrios populares”. Entre las víctimas que conforman la triste lista rosarina se encuentran Franco Casco, Pichón Escobar, Jonatan Herrera, Carlos Godoy, Jonatan Ojeda, Brandon Cardozo, Alejandro Ponce, Maximiliano Zamudio, David Campos, Emanuel Medina, María de los Ángeles Paris, Alexis Berti, Michel Campero, Sergio Giglio, Iván Mafud, Cristian Ordóñez, los jóvenes torturados en las 4 plazas, y otros tantos jóvenes que sufrieron violencia institucional como Elina Rivero, Gastón Fleitas o Juan Cruz Ferreyra”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios