Ciudad

A 42 años del golpe militar

Rosario marcha contra el olvido y la impunidad

Tradición inoxidable. Pese a que el tiempo amenazaba con lluvia apenas una hora antes de la convocatoria en la plaza, el sol salió como si hubiera estado esperando a la multitud que llegó para reivindicar la memoria, verdad y justicia


La marcha está encabezada por las Madres de la Plaza 25 de Mayo. Foto: Alejandro Guerrero.

Rosario conmemora el día nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia, al cumplirse 42 años del último golpe de estado cívico militar en la Argentina. Y, como es tradición inoxidable, se marcha. Desde las 17.40 la caravana partió, previa concentración, desde plaza San Martín y, a partir de allí, la movilización recorrío calle Santa Fe, dobla por bulevar Oroño y por el frente de los Tribunales Federales. Las columnas retomaron por calle San Luis, luego doblaron en Buenos Aires hasta llegar al parque nacional del Monumento a la Bandera, aunque, como es habitual, algunas agrupaciones culminarán la marcha metros antes: en la plaza 25 de Mayo.

Pese a que el tiempo amenazaba con lluvia apenas una hora antes de la convocatoria en la plaza, el sol salió como si hubiera estado esperando a la multitud que llegó para reivindicar la memoria, verdad y justicia a 42 años del golpe. A las 17.40 arrancó la caravana al grito de “30 mil compañeros, presentes ahora y siempre”. Aun con el peso trágico de la fecha, el arranque se vivió en un clima de euforia y alegría. Estuvo encabezado por las Madres de Plaza 25 de Mayo, a las que siguieron la agrupación Hijos, para luego dar paso a la marea colorida de agrupaciones políticas, sindicales, sociales, y por supuesto miles de personas que concurren no encolumnadas, pero con la misma convicción.  Otro cántico que se escuchó fue: “Ole ole ole ola, como a los nazis les va a pasar: a donde vayan los iremos a buscar”.

Los más diversos colores de banderas políticas no marcaron diferencia para que frente a los tribunales federales toda la multitud cantará al unísono “tribunales, tribunales, te venimos a avisar que si no le dan perpetua qué quilombo se va a armar”, en alusión a los juicios por crímenes de lesa humanidad que tienen en el banquillo a represores del periodo 1976-1983.

Informe de Graciana Petrone

 

Si te gustó esta nota, compartila