El Hincha

Central campeón

Rosario la merecía, Central se la ofrendó

De la mano del Patón Bauza, Central se dio el gusto de quebrar la mala racha. Fundamental en la Copa Argentina, a la que todos subestimaban y ahora se vuelven locos por ganarla


Se venía negando hasta que un día llegó. Tras varios años de ilusiones seguidas por interminables frustraciones, Rosario volvió a cantar ¡Campeones!

De la mano del Patón Bauza, Central se dio el gusto de quebrar la mala racha. Fundamental en la Copa Argentina, a la que todos subestimaban y ahora se vuelven locos por ganarla.

Pasaron tres finales y todas perdidas. Primero con Huracán, dando una paupérrima imagen en San Juan. Luego vino Boca, jugando un buen fútbol nos metieron la mano en el bolsillo y nos dejaron sin nada en Córdoba. Después fue el turno de River, también en el Mario Alberto Kempes. Con un gran equipo dirigido por el Chacho Coudet teníamos la Copa servida y se la “regalamos” al Millonario en un recordado partido que terminó 4-3 a favor del elenco de Núñez.

Ahora fuimos por el cuarto intento. Sin jugar de manera brillante pero con una garra bárbara, Central se sacó la mufa de encima y se trajo a la ciudad la esquiva Copa. Esta vez el rival fue Gimnasia y la ganó por penales, con Ledesma como héroe.

Central con esta conquista volvió a los primeros planos, algo que el fútbol local reclamaba a gritos desde hace tiempo. Fueron 23 años sin títulos. Una eternidad para una institución que tiene una historia enorme en el fútbol argentino.

Ahora vendrán nuevos desafíos. La obtención de la Copa nos dio el pasaporte de las Libertadores, de la que somos viejos clientes. También de jugar la Supercopa ante Boca y quizás vengar el robo en Córdoba con Ceballos como máximo responsable.

Esta obtención debe ser el punto de partida para nuestro fútbol y no hablo sólo de Central. Debemos y merecemos estar siempre en el tapete para recuperar el gran protagonismo que supimos conseguir.

Rosario, semillero de excelentes jugadores y técnicos e indudable abastecedor de figuras en el contexto mundial, la merecía y Central se la ofrendó.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios