El Hincha, Polideportivo

Somos parte

Rosario está lista: Arrancan los Juegos Suramericanos de la Juventud

Los atletas que representarán a los países participantes desfilarán por el Laguito del Parque, el lugar elegido para la ceremonia inaugural, que no será en un estadio y marcará un hito en este tipo de competencias. Diego Musetta, Director de Comunicación del evento, dejó sus sensaciones


Los Juegos Suramericanos de la Juventud darán comienzo hoy con una ceremonia alejada de los protocolos y los estándares de este tipo de eventos, que pinta de alguna manera una visión distintiva que tendrá Rosario 2022. En el inicio de la noche, los atletas que representarán a los países participantes desfilarán por el Laguito del Parque, el lugar elegido para la ceremonia inaugural, que no será en un estadio y marcará un hito en este tipo de competencias.

Desde hace 5 años Rosario se prepara para una verdadera fiesta del deporte, y uno de los que se puso al hombro la organización es Diego Musseta, Director de Comunicaciones de Rosario 2022, quien dejó sus sensaciones a horas del inicio del gran evento.

—¿Qué expectativas hay sobre el desarrollo de los Juegos desde lo deportivo?

—Las expectativas son muy grandes. Es el primer evento multidisciplina post pandemia. Los que hubo fueron sin público o con poca gente. Pueden significar muchísimo desde lo deportivo para esta camada de jóvenes de 14 a 17 años que serán parte del evento. Muchos de ellos tenían la mente puesta en los Juegos Olímpicos de la Juventud que el COI decidió suspender o postergar. Y Rosario, que hace dos años aparecía como un evento de prueba, preparatorio, pasó a ser el gran plato fuerte. Los dirigentes de Odesur y de los distintos países destacan a cada momento la valentía de Rosario de llevar adelante esta competencia. Falta que se encienda la llama y creo que vamos a ver un gran nivel deportivo. Y que sea la primera vez que haya deportes de conjunto en un Suramericano de la Juventud es otro punto que nos enorgullece.

—¿Por qué decidieron que la ceremonia de apertura fuera en el Laguito, fuera de un estadio como sucede tradicionalmente?

—Desde que se plasmó Rosario 2022 siempre pensamos en romper paradigmas. Lo primero fue la centralidad estratégica. Fue romper un molde, un esquema. Hoy vemos que es la gran fortaleza de estos Juegos. No es algo habitual en un evento multidisciplina. Otro punto fue que los Juegos duren 11 días, pero en dos olas. La mitad de los deportes vienen la primera semana, se van y llegan los otros. Este es un cambio importante para este tipo de eventos. La ceremonia inaugural en general se hace en grandes estadios y acá decidimos cambiar. En Chile 2017 se hizo en el estadio Nacional, con capacidad para 45 mil personas y había 5 mil, en un estadio imponente. Apostamos por la centralidad del Parque y darle valor a algunos lugares icónicos del lugar. Es algo innovador y con la idea concretada, cuando uno camina la pasarela que cruza el lago, la sensación es que los deportistas van a caminar literalmente sobre el agua. Y esa imagen va a ser un distintivo.

—¿Qué significa para Rosario organizar un evento de esta magnitud?

—Es un desafío muy grande. Nos venimos preparando desde 2017, cuando Odesur nos otorgó la sede. Teníamos al desafío de los Suramericanos de playa, pero sabíamos que la mirada estaba enfocada en estos Juegos, los segundos en importancia para Odesur. Un evento multidisciplina que se asemeja a los Juegos Olímpicos de la Juventud, o los Panamericanos Junior. Hay deportes históricos como el atletismo, la esgrima, la natación, y otros que vienen ganando terreno y que pronto van a estar en nivel Olímpico, como la escalada, el skateboard, el básquet 3 x 3, que a mi criterio va a ser uno de los deportes estrella del evento. Es un gran desafío, un gran sueño, una gran ilusión. Pasaron más de 1.200 días desde que lo imaginamos y ahora es el momento de demostrar cómo nos preparamos.

—¿Qué le puede quedar a la ciudad tras los Juegos? ¿Lo posiciona desde lo deportivo, desde lo turístico, qué esperan?

—El legado para la ciudad va a ser muy importante desde l infraestructura deportiva, sobre todo con la recuperación a pleno del predio de la Rural. Pasó de ser un lugar clave en la pandemia a un lugar increíble que la gente va a disfrutar. Se respetaron las construcciones del siglo pasado, pero se mejoró todo. Y segura va a ser una de las sedes del Centro de Alto Rendimiento que va a tener Rosario. Se recuperó la pista del estadio Municipal, se renovó completo el patinódromo, en el Hipódromo se sigue haciendo obras. Y aparece el Paseo 21, donde estaba ubicado el desparecido Parque de Diversiones frente a la Rural. Va a ser un lugar que le va a quedar a la ciudad. Y en los clubes del Parque hubo mejoras importantes. Además está el legado de la capacidad de la gente para afrontar este tipo de eventos y todo se hizo con mano de obra local, no con extranjeros como sucede en otros eventos similares. Hay un valor agregado en la fuerza de trabajo, con 900 voluntarios rosarinos que es una cifra impresionante. Eso quedará como un legado para mucha gente que no va a olvidar lo que vivirá en estas semanas.

—¿Cuáles son los puntos distintivos de estos Juegos?

—La centralidad estratégica es la clave. Todo se hace en el mismo lugar. El comedor principal, el centro de prensa, el centro de atención a los comités internacionales, el lugar de los jueces, todo está en el mismo lugar, cuando en otros eventos se realiza en distintos lugares, con un desgaste por los traslados y la pérdida de tiempo. Acá está todo en el mismo lugar. Los deportistas, si quieren trasladarse de un escenario a otro, a lo sumo tiene que caminar seis o siete cuadras, y en otros caso sólo cruzar una calle. Y el desdoblamiento deportivo, que es otro sello distintivo, permite ahorrar costos. Hay que tener en cuenta que son jóvenes de 14 a 17 años, que por ahí compiten el primer día y luego deben quedarse dos semanas para regresar, varados en una ciudad grande con una gran responsabilidad para sus propios comités.

—¿Imaginan que el público rosarino va a acercarse y disfrutar?

—Es un gran sueño organizar este evento y esperamos la compañía de la gente. Queremos que el rosarino disfrute, acompañe, es un evento que hace 40 años no pasa en Rosario. Acá hay ejes culturales y deportivos que también aparecen además de lo deportivo y eso es muy importante. Creo que el Fan Fest es un lugar que marcará un antes y un después para este tipo de eventos. Son 917 metros de diversión, shows, pasar el día con la familia y disfrutar. Serán 8 días que imaginamos Oroño a pleno (de jueves a domingo). Habrá un centro principal de premiación, que estará allí. No es habitual tampoco eso. Veinte de los 26 deportes se premiarán en un escenario que estará montado frente al Monumento a Belgrano, con una pantalla que hará que el deportista sienta mucho el cariño de la gente. Además habrá una carpa de E-Sports, un lugar que va a explotar. Habrá espacios deportivos de las federaciones donde mostrarán sus deportes y permitirán que la gente también participe. Plaza gastronómica, cancha de padel vidriada, mini básquet, golf, ajedrez, softbol, un escenario donde habrá música, con batalla de djs. Shows. Cultura. La oferta es muy grande y esperamos que se encienda la llama para vivir una fiesta donde “todos somos parte”.