El Hincha, Rosario Central

Liga Profesional

Rosario Central no supo aprovechar el jugador demás y empató uno a uno con Platense

Un resultado que no hizo más que agudizar el desencanto que tiene la gente con este equipo. Los hinchas volvieron a la cancha un domingo, después de 29 partidos, y colmaron las bandejas del Gigante con la ilusión de ver ganar a su equipo. Pero se fueron con la cabeza gacha

Foto: Franco Trovato Fuoco

Un pobre empate. Un resultado que no hizo más que agudizar el desencanto que tiene la gente con este equipo. Los hinchas volvieron a la cancha un domingo, después de 29 partidos, y colmaron las bandejas del Gigante con la ilusión de ver ganar a su equipo. Pero se fueron con la cabeza gacha porque el 1-1 ante Platense fue poco.

Central sumó su tercer punto de los últimos 12 que disputó  y sigue hundiéndose en un mar de mediocridad. Encima el rival sufrió la expulsión de uno de sus jugadores cuando al partido le quedaban veinte minutos de juego y ni así el Canalla pudo.

Carlos Tevez sorprendió con la formación inicial, el técnico introdujo cuatro variantes con respecto al que igualó en Paraná, pero lo llamativo fue que el equipo que puso en cancha no tuvo ni siquiera una práctica en la previa.

Central solamente impuso condiciones en la última parte de la primera etapa. Pero después, si bien mereció algo más, volvió a demostrar los problemas de siempre: un equipo sin peso ofensivo ni juego.

Un primer tiempo irregular. Una etapa que la empezó mal y terminó mejor. Un empate en tiempo de descuento. Una primera parte de bajo vuelo futbolístico. Pero sin dudas que sí el pitazo parcial de Trucco hubiese tenido a Central abajo en el marcador hubiera sido injusto. El inicio de las acciones encontró a un Canalla perdido en la cancha, tal es así que el 4-1-4-1 que dispuso Tevez para el arranque lo modificó a los diez minutos por un 4-4-2.

Pero fue Platense quien pegó luego de un centro que la defensa no pudo despejar. A partir de ello los de Tevez reaccionaron y fueron en busca del empate, con más ímpetu que fútbol.  Juan Rodríguez, Frías, Buonanotte, Malcorra, Fernando Rodríguez lo intentaron sin suerte antes de que llegara el empate del juvenil número 40 en tiempo de descuento que definió tras una asistencia de Báez.

El gol fue en el minuto siete del tiempo adicionado. Antes estuvo la intervención del VAR para avisarle a Trucco a que revise lo que había marcado como gol de Véliz.

Es que la tecnología detectó, y llamó al juez para que lo observara, que en el tiro libre que inició la jugada del tanto estaba viciado de nulidad; ya que Candia, quien había ingresado por Malcorra (se retiró con signos de molestia muscular) se resbaló a la hora de ejecutar y el balón pegó en sus dos pies.

Antes de los 15 del complemento, después de que Martínez había exigido una buena respuesta del arquero calamar, Tevez realizó modificaciones por tres y volvió al 4-1-4-1 con el que había iniciado el juego y no había dado resultado. Más tarde, la visita se quedó con uno menos y desde ahí el Canalla jugó con dos puntas hasta el final del partido.

A pesar de la diferencia numérica Central no tuvo la reacción necesaria, ni el juego indicado para llevarlo por delante a Platense. Es que si bien tuvo la pelota nunca supo ni tuvo con qué llevar peligro al arco de Ledesma, que solamente intervino una vez para quedarse con un desvío de Infantino.

Una presentación de la que no quedó nada. Un equipo que sigue sin encontrar su norte. Que si bien fue algo más que el rival sigue agudizando su mal presente.

Encima Báez y Martínez, quienes llegaron al juego ante el Calamar con cuatro amarillas fueron amonestados y no estarán el viernes ante Racing.

Otro dolor de cabeza para un entrenador que sigue sin encontrarle la vuelta, que hace casi siempre los mismos cambios y lo peor de todo es que su equipo no tiene una idea de juego definida.

Comentarios