Ciudad, Edición Impresa, Últimas

Rosario bajo tierra: envían proyecto de estacionamiento

La Municipalidad avanzará en la construcción de unas 15 playas, “debajo” de sitios públicos y privados.

En el transcurso de la semana que hoy se inicia el Departamento Ejecutivo enviará al Concejo Municipal el proyecto de marco regulatorio para la construcción de aproximadamente una quincena de estacionamientos subterráneos, los que se emplazarán en accesos como en los que desde la Secretaría de Planeamiento denominan “bordes” del área céntrica. El plan, que El Ciudadano anticipó la semana pasada contemplará en la normativa dos modos de gestión: la idea es articular la inversión privada, dado que será éste sector el encargado de financiar los nuevos emprendimientos. Las primeras licitaciones, según piensan en el Palacio de los Leones, podrían llamarse un mes después de que en el Palacio Vasallo se apruebe la iniciativa.

La Municipalidad, al diseñar el denominado Programa de Reordenamiento Progresivo de Estacionamientos en el Área Central trabajó sobre tres problemas que consideró claves respecto a la cuestión: la actual demanda de estacionamiento que se considera insatisfecha, la situación del tránsito –con un parque automotor que no para de crecer– y la urbanística.

Así las cosas, el objetivo es planificar nuevos espacios de estacionamiento para limitar el ingreso de vehículos al área central, y particularmente al microcentro de la ciudad.

De tal manera desde la Municipalidad se procurará promover la construcción de sitios de estacionamiento subterráneos en lugares considerados “estratégicos” de la ciudad, tanto sean públicos como privados.

Buceando en tierra

Los nuevos lugares para estacionar, ya se encontraban entre las previsiones del Plan Estratégico Metropolitano (PEM + 10) que el año anterior presentaran el intendente Miguel Lifschitz y el gobernador de la provincia, Hermes Binner.

Tienen asimismo relación directa tales sitios con la implementación de corredores de transporte y de los nuevos servicios especiales de transporte, como los diferenciales, autorizados semanas atrás por el Concejo Municipal.

En tal sentido la nueva modalidad de uso del suelo que permitirá la habilitación de los estacionamientos regirá en el área determinada por bulevar Oroño, la avenida Pellegrini y el río Paraná.

Por una parte se prevén estacionamientos subterráneos para disuadir respecto al arribo de automóviles particulares al área central. Para ello se contempla su emplazamiento en las proximidades de sitios de acceso.

Así se los prevé en las proximidades del parque Sunchales y del Museo de Arte Contemporáneo de Rosario (Macro) y en la zona del Centro Municipal de Distrito Antonio Berni, en los tres casos sobre la costa central; igualmente en el área del Centro Universitario Rosario (CUR), conocido popularmente como “La Siberia”, en conjunto con el futuro emplazamiento del Puerto de la Música.

Por otra parte se contempla la construcción de los futuros estacionamientos subterráneos en las zonas de Corrientes y avenida Pellegrini; bulevar Oroño y avenida Pellegrini –en este caso muy cerca de un sitio habitualmente complejo para estacionar vehículos como las proximidades de los Tribunales Provinciales– y en la manzana que ocupa el Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias de Rosario Dr. Horacio de Zuaznabar (Cemar), en Rioja y Moreno. Aunque allí, cabe recordar, ya funciona un estacionamiento subterráneo –está justo bajo el edificio del Cemar-Maternidad Martin– la idea sería ampliar la capacidad.

Se plantea también la construcción de tales estacionamientos debajo de  la plaza San Martín, en la manzana comprendida por las calles Moreno, Córdoba, Dorrego y Santa Fe y, muy cerca de allí, en Córdoba y bulevar Oroño, que funcionaría como una “frontera” para los vehículos que se dirigen hacia el centro de la ciudad.

El borde céntrico 

Otra modalidad será la de estacionamientos soterrados, en los bordes del microcentro o la técnicamente conocida como “zona calma” –el área que en algún momento estuvo prohibida la circulación vehicular privada– y en este caso se pretende evitar el traslado innecesario de los autos dentro del microcentro.

Se prevén en tal sentido la construcción de lugares para estacionar en el área del Paseo del Siglo; en las proximidades del hotel Savoy, esto es en la zona de San Martín y San Lorenzo; en el entorno del Nuevo Banco de Santa Fe, San Martín y Santa Fe; en el pasaje Tarrico, en el contrafrente del Concejo Municipal; en San Lorenzo y Corrientes; en la plaza Sarmiento –el primer sitio en la ciudad en el que se contempló la construcción de un estacionamiento subterráneo– y en Paraguay entre Rioja y San Luis.

En el mensaje que se enviará al Concejo se establecen dos modalidades para la construcción y explotación de los nuevos estacionamientos.

Para el caso de los espacios públicos, parque Sunchales o el CMD Centro, por ejemplo, se prevé un régimen de concesión por licitación pública, que no solamente incluirá el estacionamiento, sino que quien resulte adjudicatario podrá también implementar otros servicios tales como el estacionamiento para motos y bicicletas; lavadero y mecánica ligera para los vehículos y explotación de publicidad.

En el mismo sentido, y de acuerdo a los sitios de que se trate, podrán otorgarse otras actividades complementarias tanto comerciales como de servicios o recreativas.

Por su parte y en el caso de predios que sean propiedad de particulares se trabajará a través de un proceso consensuado de promoción, según la propuesta de renovación edilicia que propongan quienes sean los titulares de los terrenos. Ese será el caso del entorno del hotel Savoy, que recientemente fue recuperado en su totalidad, y del Nuevo Banco de Santa Fe, sectores actualmente ocupados por grandes playas de estacionamiento abiertas.

Respecto a las inversiones y a la capacidad de los estacionamientos dependerá de los proyectos, aunque desde Planeamiento municipal se explicó que, por ejemplo, para la de la plaza San Martín, la capacidad será de 450 vehículos.

Comentarios