Ciudad

Tecnológicos

Rosarinos campeones en Dubai por proyectos de movilidad

En 2017 ganaron el concurso nacional y la semana pasada sumaron logros en el certamen internacional. Crearon una pasarela para persona y una baldosa eléctrica, y tuvieron los dos primeros puestos


Son rosarinos, jóvenes y talentosos. El año pasado idearon un proyecto que ganó la Hackathon Nacional de Transporte que se hizo en el Polo Tecnológico de Rosario. El premio fue ir a competir en el campeonato internacional que se hizo la semana pasada en Dubai. En la capital de los Emiratos Árabes, los rosarinos continuaron la cosecha de logros: los proyectos presentados obtuvieron el primer y segundo lugar del certamen. Lo hecho será llevado a otra competencia internacional que se hará en Estambul en 2019.

“Fue una experiencia increíble. Los participantes estaban muy capacitados y se dio un intercambio cultural muy bueno. Algunos vivían en Suiza donde tenían resueltos los problemas de movilidad y otros en África donde ni siquiera tenían semáforos en la calle. Dubai es una ciudad innovadora. Rosario tiene muchas cosas para mejorar. Tenemos el potencial”, le dijo Facundo Di Giacomo, uno de los ganadores, a El Ciudadano.

 

Hay equipo

Facundo Di Giacomo, Simón Carpman y Ana Lombard Pernicone llegaron a Dubai el viernes 20 para representar al país en la 2da Y4PT Global Transport Hackathon que se hizo en Emiratos Árabes y duró hasta el 25 de abril. Del encuentro participaron jóvenes de distintas partes del mundo que trabajaron en conjunto para desarrollar proyectos sustentables que ayuden a mejorar la movilidad en Dubai.

Los rosarinos habían llevado el proyecto ganador de la competencia nacional. Lo bautizaron Moisés y se basó en un sistema para que los colectivos del transporte urbano de pasajeros y las ambulancias tengan prioridad de paso a través de la intervención de los semáforos. En el intercambio con los demás participantes tuvieron que modificar la estrategia. Notaron que Moisés no era viable en Dubai porque la ciudad no tiene inconvenientes con el sistema de los semáforos.

Se dividieron en dos grupos y se unieron con participantes de otras regiones para llevar adelante nuevos proyectos.
Di Giacomo y Carpman se agruparon con representantes de Italia y Dubai, y presentaron “Pasarelas móviles ecológicas” y el proyecto resultó ganador del certamen internacional. Lombard se unió con dos representantes italianos.

Juntos idearon “Mantenga la respiración de Dubai con un simple paso”, un proyecto basado en la generación de energía piezoeléctrica, con el cual obtuvieron el segundo lugar. Se trata de una acumulación de energía cuando una persona pisa una baldosa que recibe, acumula y la direcciona al alumbrado público, entre otros aparatos.

Los proyectos ganadores se tradujeron en dinero en efectivo. Los primeros participarán de la competencia internacional de 2019 que se hará en Estocolmo.

 

Cinta transportadora

El grupo de Facundo Di Giacomo y Simón Carpman presentó “Namshi”, que en árabe significa: nosotros caminamos. El participante italiano llevó la idea y los rosarinos se encargaron de armar el prototipo. La representante de Dubai estuvo a cargo de la presentación y comunicación del proyecto.

“Presentamos un sistema de transporte nuevo con el objetivo de movilizar personas en grandes ciudades a través de un cinta que cumple con ciertas reglas de seguridad”, explicó Di Giacomo. El aparato, bautizado Namshi, es una cinta que al comienzo y al final del trayecto se mueve a una velocidad reducida. En la mitad alcanza hasta 15 kilómetros por hora. Como circula por fuera del tráfico vehicular, puede funcionar a la par del transporte de vehículos tradicional.

La idea es instalarla entre la calle y la vereda, y ocupar un espacio similar a lo que en Rosario es la bicisenda. También puede emplearse en grandes centros comerciales y en aeropuertos.

Di Giacomo y Carpman dibujaron la cinta transportadora en tres dimensiones y consiguieron los elementos para fabricar el prototipo que hicieron a escala. “Lo fabricamos a mano durante las dos noches que duró la competencia. No dormimos, pero valió la pena el esfuerzo”, dijo Di Giacomo.

El equipo tuvo tres minutos para presentar el proyecto ante el jurado y el día siguiente anunciaron que habían ganado.

 

Baldosa eléctrica

Ana Lombard Pernicone se reunió con un chico y una chica de Italia. Presentaron un proyecto para crear una baldosa que genera energía a partir de las pisadas de las personas. El funcionamiento es similar al de un encendedor, donde al pulsarlo los cables se juntan y forman un arco eléctrico que provoca una chispa. Si los cables se conectaran a una batería serviría para cargarla. En la baldosa la idea es que la presión de los pasos funcione como si se pulsara un encendedor. Los cables se conectan y generan energía.

El novedoso piso fue pensado para ser instalado en lugares transitados como en los molinetes de los ingresos a las estaciones de colectivo o trenes y que la energía generada tenga diversos usos. Por ejemplo, abastecer la iluminación de los edificios cercanos.

El proyecto quedó en segundo lugar y el grupo recibió dinero en efectivo. De regreso a Rosario los tres jóvenes continuarán el proyecto de la pasarela eléctrica que hicieron en Dubai y buscarán aplicar de semáforos que pensaron en la competencia nacional el año pasado. También estudiarán las problemáticas en el transporte de Estocolmo para diseñar alternativas que pondrán en discusión en la competencia de 2019.

 

El pionero

Moisés es el proyecto con el que los jóvenes ganaron la competencia nacional que se hizo en el Polo Tecnológico de Rosario a fines del año pasado. Es un sistema para que los colectivos del transporte urbano de pasajeros y las ambulancias tengan prioridad de paso a través de la intervención de los semáforos. Funciona a partir de una aplicación de teléfono celular que los choferes podrán descargar. Cuenta con dos botones: luz verde y emergencia. Para salir de un embotellamiento y evitar el retraso en la frecuencia el chofer de un colectivo podrá apretar el botón de luz verde.

La señal llegará a la central de semáforos y autorizará el cambio de colores durante un número determinado de cuadras que la central considere prudente. Lo mismo podrán hacer los choferes de ambulancia con la señal de emergencia. Los semáforos, a la vez, sumarán una luz adicional para avisar a los conductores de otros vehículos que deberán transitar por la derecha para ceder el paso.

La idea del grupo es coordinar con la Secretaría de Transporte y Movilidad para ponerlo en funcionamiento en las calles de Rosario.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios