Política, Región

Mala señal

Roldán: el gobierno de Cambiemos eliminó a Néstor Kirchner del nombre de emblemático club municipal

Desde la anterior administración acusaron al intendente Daniel Escalante de “querer borrar 20 años de historia peronista”. En el Concejo redactaron pedido de informes y sancionaron ordenanza para reponer el nombre. Todavía no hubo respuesta


La cara sonriente de Néstor Kirchner, con el sol de la bandera de Roldán detrás, recibió durante casi 10 años a pibes y pibas del populoso barrio Villa Flores, a sus familias y a quien quisiera ir, en la puerta de entrada del Néstor Klub, un polideportivo creado durante la gestión del ex intendente José María Pedretti, a principios de la década pasada. Apenas asumió el radical de Cambiemos Daniel Escalante, en diciembre del año pasado, desapareció la cara del ex presidente, el sol, las letras, todo, hasta que después de unos meses apareció un pulcro y frío cartel: “Polideportivo Ciudad de Roldán”.

Para los que peinan canas, la medida trae a la memoria momentos oscuros de la historia argentina. Así lo entendieron en el Concejo Municipal, donde su presidenta, la esposa del ex intendente, Susana Abo Hamed, presentó primero un pedido de informes y luego –ante la falta de respuestas– promovió la sanción de una ordenanza que reinstala oficialmente el nombre al club. Nada pareció conmover al Ejecutivo roldanense y por ahora todo sigue igual.

“Resultaría preocupante suponer que el retiro de las imágenes pueda obedecer a una cuestión de ideología político-partidaria donde erróneamente y de manera arbitraria se atente contra la cultura y la historia democrática de la ciudad”, suscribieron los concejales casi por unanimidad.

Y agregaron: “El señor intendente Escalante debería sujetarse sin interferencias ideológicas que atenten contra los intereses generales y a través de sus acciones ser ejemplo de convivencia constructiva y pacífica, que no generen grieta o disrupción”.

Al club, de entrada libre y gratuita, asisten especialmente chicos y chicas del barrio, además de estudiantes de dos escuelas de la ciudad. Fue construido a partir de un importante aporte del gobierno nacional en el año 2012, y de sucesivos aportes de la propia intendencia. La idea fue presentada por madres del barrio, que insistían en la necesidad de tener un lugar de contención, organizado y con infraestructura, donde hasta ese momento sólo había un campito con una improvisada cancha de fútbol.

Actualmente, el polideportivo tiene pileta, un SUM de 800 metros cuadrados al que todavía le falta construir las paredes, un quincho, baños, vestuarios, buffet, juegos infantiles, cancha de fútbol 7 y un playón para hacer básquet y vóley. “Un señor club”, le dijo Abo Hamed a El Ciudadano.

“El 10 de diciembre del año pasado asumieron y una de las primeras cosas que hicieron fue arrancar toda la rotulación de la fachada del club, como si hubiese sido una cosa de vandalismo, y de hecho en un primer momento lo interpretamos así. Pero después nos enteramos de que lo habían sacado la misma gente que estaba en la Secretaría de Deportes, lo que nos pareció aberrante. Hicimos un pedido de informe que no fue contestado y después de eso lo que hicimos desde el Concejo fue una ordenanza. Lo que en algún momento nos pareció que no era necesario, porque era algo obvio, tuvimos que hacer una ordenanza, que salió votada el 26 de abril, con el voto de la concejala del Frente Cívico”, resumió la presidenta del cuerpo deliberativo.

“Él quiere borrar la historia peronista de 20 años en la ciudad. Este es un hecho que de alguna manera lo define. Quiere borrarnos del mapa. Le molesta que hayamos hecho tantas cosas”, se lamentó Abo Hamed.

“Hay algo subyacente que es muy grave. No se puede permitir que se quiera borrar la historia. No podemos permitir que el ganador de turno borre o venga a contar de otra versión de las cosas”, insistió la esposa de Pedretti. Y agregó: “Lo arrancaron con odio, lo mismo hicieron con las unidades del transporte urbano, y sacaron de todos los espacios públicos el sol de la bandera de la ciudad. Es un fundamentalismo que no la hace bien a nadie”.

El contrapunto entre el ahora intendente y ex concejal y el ex intendente Pedretti es un clásico de años en la política roldanense. De hecho, el último capítulo fue cuando Escalante se presentó en el Ministerio Público de la Acusación (MPA) para denunciar la presencia de un micrófono oculto en su despacho. El dispositivo, según su denuncia, se encontraba dentro de una caja de electricidad bajo su escritorio. En el 2016, en pleno auge del ex presidente Mauricio Macri, denunció supuestas irregularidades en un plan de viviendas que se construyó en la ciudad y vinculó a Pedretti con el ex secretario de Obras Públicas José López.

Comentarios