Ciudad, Edición Impresa

Trágico final

Roldán: disputa en asilo fue fatal

Un hombre de 81 años falleció el pasado martes en un geriátrico, luego de ser golpeado por un paciente psiquiátrico durante un altercado por el control remoto de TV. Las pericias indicaron que es inimputable, y se indicó internación.


Un hombre de 81 años falleció en un geriátrico de Roldán cuando un paciente psiquiátrico, que también estaba alojado en el lugar, lo golpeó provocándole un paro cardiorrespiratorio que lo llevó a la muerte.

El hecho sucedió el martes por la noche en el asilo Virgen de Guadalupe, del barrio Los Olmos, ubicado en la vecina localidad de Roldán. Por el caso fue detenido un hombre de 41 años, quien no será imputado ya que los exámenes médicos indicaron que no está capacitado para comprender la gravedad de la situación. En su lugar, se determinó la internación con custodia en una institución psiquiátrica. En tanto, se realizó un pedido de informe a la Municipalidad de Roldán para averiguar si el lugar tenía habilitación para alojar pacientes psiquiátricos.

Un control remoto fue el detonante de una discusión que terminó con la vida de Aparicio F., un hombre de 81 años que residía en el geriátrico Virgen de Guadalupe, de la vecina localidad de Roldán.

Según indicaron fuentes policiales, el hombre se encontraba viendo un programa de televisión junto con otro paciente, Mario E., de 41 años, quien padecería algún tipo de trastorno psiquiátrico. En el momento en que una de las cuidadoras del lugar advirtió que debían apagar el televisor, Mario E. se negó y comenzó a agredirla físicamente.

El otro hombre salió en defensa de la mujer y resultó ser víctima de la agresión de su compañero, quien lo golpeó contra el piso y comenzó a darle patadas hasta que le provocó un paro cardiorrespiratorio que le causó la muerte. La investigación determinó que el hombre tenía antecedentes cardíacos y que la golpiza no tuvo la entidad suficiente como para causarle la muerte.

Personal policial de la comisaría 6ª y el Comando Radioeléctrico arribó al lugar minutos después y constató el hecho. Antes de ingresar al asilo interceptaron a un hombre que intentaba escapar: fue inmediatamente arrestado e identificado como Mario E., el paciente psiquiátrico que consumó el siniestro.

La fiscal Georgina Pairola, de la unidad de Homicidios Dolosos, ordenó trasladar al acusado al Instituto Médico Forense de Tribunales de Rosario, donde se realizaron exámenes médicos para determinar si Mario E. era consciente de sus actos y comprendería una potencial imputación.

Los resultados indicaron que el acusado no es capaz de comprender la gravedad de lo sucedido, por lo que no será imputado. En su lugar, la fiscal determinó su internación en una institución psiquiátrica con custodia.

El caso fue derivado ayer a la fiscal Valeria Piazza Iglesias, de la unidad de Homicidios Culposos. Resta determinar si el geriátrico tenía habilitación para alojar pacientes psiquiátricos, por lo que la fiscal enviará un pedido de informe a la Municipalidad de Roldán para que realice un diagnóstico administrativo del lugar.

Comentarios