Ciudad, Edición Impresa

Tetazo

Rodenas: “Hay una persecución sobre el cuerpo de la mujer”

La jueza local explicó que en Santa Fe se derogaron los artículos del Código que podían criminalizar un topless.


Hace una semana un desmedido operativo policial obligó a tres mujeres que estaban haciendo topless a cubrirse en una playa de Necochea –participaron 20 agentes y seis patrulleros– y colocó a la ciudad balnearia en las portadas de los principales medios de comunicación. La situación ocurrió en una playa ubicada a unas diez cuadras del centro de la ciudad cuando uno de los veraneantes llamó a la Policía y los uniformados se hicieron presentes en el lugar.

Finalmente los policías las forzaron a cubrirse sus senos, volvieron varias veces a encarar al grupo pese a que ya no había nadie haciendo topless, hasta que finalmente ellas decidieron abandonar la playa. Si bien el juez de Necochea que intervino consideró que el caso no tiene relevancia contravencional, el debate planteó la pregunta de qué pasaría en Santa Fe si alguna mujer decidiera hacer topless en una laya pública.

“En Santa Fe no rige la misma normativa que en Necochea, ya que luego de una larga batalla de las meretrices y los movimientos feministas, nuestro Código de Faltas se modificó hace unos años ya que derogaron el artículo de ‘prostitución escandalosa’ y ‘ofensa al pudor’”, especificó la jueza de Instrucción Alejandra Rodenas.

La magistrada, explicó que, en principio, “hay que revisar el concepto de lo obsceno, es decir, los dogmas morales que sostienen algunas normas legislativamente. Luego, hay que pensar que detrás de lo que está ocurriendo, está el grito de la mujer que es ancestral y que pone de manifiesto en qué lugar nos pusieron históricamente, de impudicia, de transgresión que no cesa y advierte a las cuestiones de maltrato, violencia de género; el trato que se le da sigue siendo como el de una minoría”. Por último, advirtió, hay que apoyar la lucha en el marco de la racionalidad y que no afecte a terceros.

“El torso de la mujer no es un genital, no hay provocación a un tercero. No es una ofensa tomar sol en topless. En Necochea aplican un Código de Faltas que es obsoleto. En la resolución del juez Juliano, no sólo dice que no es una contravención sino que exhorta a los legisladores a derogar el artículo de la provincia de Buenos Aires. En Santa Fe no rige la misma normativa que en Necochea, ya que luego de una larga batalla de las meretrices y los movimientos feministas, nuestro Código de Faltas se modificó hace unos años ya que derogaron el artículo de ‘prostitución escandalosa’ y ‘ofensa al pudor’”, especificó Rodenas.

La jueza explicó que la moral pública está definida por el artículo 19 de la Constitución Nacional y estamos amparados bajo la misma; permite que toda acción que no este prohibida, está permitida y así poder decidir qué hacer cada uno con su cuerpo siempre y cuando no viole la ley.

“El topless se hizo en una playa donde se supone que las mujeres y los hombres toman sol y disfrutan de la libertad que implica estar en una playa. No fueron a la puerta de un colegio y mostraron el torso desnudo y perturbaron la mirada de un chico de seis años. Estaban sentadas sin molestar a nadie, en una playa donde todos muestran el cuerpo y están prácticamente desnudos”, subrayó la letrada.

Y concluyó: “Lo prohibido y lo permitido no lo podemos pensar como hace 50 años atrás. Se confunde el orden jurídico con el moral. En definitiva en este tipo de acciones y reacciones desmedidas de medios de comunicación y sectores sociales, hay una persecución sobre el cuerpo de la mujer”.

Tetazo en varias ciudades

Bajo el lema “Nuestros senos no deben ser censurados”, varias organizaciones convocaron a través de redes sociales a un “tetazo” para el próximo martes, a las 17, en distintos puntos del país. En Rosario, se realizará en el Monumento a la Bandera, en Buenos Aires, en el Obelisco, misma hora y mismo lugar.

Otra mirada desnuda sobre la hipocresía

“Hace unos 14 años viajo por Europa y sí que me costó sacarme prejuicios y entender. Está totalmente aceptado que cada uno es libre de hacer con su cuerpo lo que le nazca de las entrañas. Las mujeres hacemos topless libremente, incluso nudismo y circulamos por la calle libremente sin que nadie nos diga algo, nos toque, nos persiga o nos arrincone. ¿Qué significa eso? Que para mujeres como yo, que crecimos viendo cómo un tipo manoseaba a una nena en la televisión abierta a las seis de la tarde, o cómo un papá se baboseaba con la amiguita de su hija a escondidas de la esposa en la televisión abierta. Sobre todo ver cómo la sociedad a tu alrededor lo asumía eso como algo divertido y gracioso”; así expresó su indignación Marcela Canale, una argentina que vive en las Islas Canarias, España.

Canale, que recorrió varios lugares del mundo, conoce la idiosincracia de muchos países y con muchos kilómetros en su espalda afirma que el cuerpo de la mujer es algo único, hermoso y que cada una debe disfrutarlo en libertad.

Y agregó: “Algunos todavía no saben lo bello que es pasear por una gran ciudad sin miedo. Quizás, nunca experimentaron lo increíblemente transformador que es estar desnudo sobre la arena y luego sumergirse al mar. Quizás nunca pudieron admirar el cuerpo, propio o ajeno, libre de las marcas del traje de baño. Quizás, en vez de mirarse a los ojos y hacer el amor, se masturban mirando inmundicias denigrantes que pasan en la televisión. Quizás por hechos como el que pasó en Necochea, es que se mueren de miedo de ver unas tetas en vivo y en directo y llaman a la Policía. Lo más triste es que acuden”, relató en referencia a la polémica desatada desde Necochea.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios