Policiales

El sueño entregó a ladrón en Arroyito

Robó un gato para forzar una reja, entró y se quedó dormido

El aviso de los vecinos fue en la tarde de este lunes: habían visto a un joven saltando por los techos. Uno denunció el robo del cricket, que apareció incrustado en la reja de una casa cercana. En la habitación de la misma, dormido y con todo preparado para llevar, estaba el muchacho

La cuadra de Del Valle Ibarlucea en la que el joven ladrón se entregó solo.

El llamado al 911 durante la tarde de este lunes fue para alertar sobre la presencia de un hombre que saltaba sobre los techos de varias viviendas en barrio Arroyito, en la zona de calle Del Valle Iberlucea al 900. Uno de los denunciantes afirmó que alguien había violentado el garaje de su casa y robado, del interior de su auto, el gato hidráulico. La Policía comprobó que la herramienta fue utilizada para descalzar la reja de otra vivienda. Al entrar en la misma, con la ayuda del propietario, encontraron todo revuelto y se llevaron una sorpresa: el presunto ladrón, que ya había preparado varios elementos para llevarse, estaba dormido en una de las habitaciones.

Un móvil del Comando fue el que acudió ante el llamado de vecinos de la cuadra que queda entre bulevar Avellaneda y avenida Alberdi, más cerca de la primera. Es una zona de casas bajas, a lo sumo una planta alta.

Marcelo M., de 56 años, le dijo en el lugar a los policías que su auto, un Fiat Duna que había estacionado dentro de su vivienda, tenía forzado el baúl y del mismo faltaba el gato hidráulico. Los agentes recorrieron la cuadra y notaron un bolso con herramientas en el patio delantero de un domicilio, a pocos metros. Enseguida vieron el cricket incrustado entre los barrotes de una de las rejas de la casa. La herramienta había sido utilizada para separarlos. Los uniformados contactaron al propietario de la vivienda –un hombre de 31 años–, quien les habilitó la entrada. Dentro se notaba el desorden propio de una entradera y objetos domésticos preparados para llevar. La recorrida siguió y terminó con sopresa: en la habitación principal estaba, tendido sobre la cama y dormido, un joven de 22 años, identificado como Jonatan Emanuel G., al que todos los indicios marcaron como el ladrón que habían visto los vecinos por los techos. Encima tenía dos billetes de 100 pesos que el dueño de la propiedad dijo que eran suyos. El muchacho quedó alojado transitoriamente en la comisaría 9ª.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios