Policiales

La banda del Gordo Rubí

Robo millonario en Pérez: tres años para un empleado infiel y su cómplice

Firmaron un abreviado por su participación en el robo de maquinarias y herramientas de la empresa Peitel ocurrido en septiembre de 2016 en el predio que está en la ruta 33. El botín superó los 6 millones de pesos. Otros cuatro integrantes de la banda siguen detenidos


Dos acusados de participar en un robo millonario a una empresa ubicada en la ciudad de Pérez, a la que vaciaron en septiembre de 2016, firmaron procedimientos abreviados. Ambos aceptaron una condena a 3 años de prisión efectiva por distintos delitos. Uno de ellos, era empleado, fue condenado por defraudación por abuso de confianza mientras que el otro admitió tener en un galpón parte del botín y lo sanción fue por encubrimiento agravado y tenencia de armas. El juez que homologó el acuerdo en una breve audiencia fue Hernán Postma. El trámite sigue respecto a otros cuatro imputados en la causa, algunos de ellos con historia en las crónicas policiales.

Cerca de las 18 del 24 de septiembre de 2016 un grupo de asaltantes ingresó al predio de la firma Peitel S.A., ubicado en la ruta nacional 33, a la altura de Pérez. Con la ayuda de un custodio que les facilitó el acceso se llevaron maquinaria y herramientas de todo tipo: una pala cargadora, generadores, 80 máquinas amoladoras, 16 máquinas de soldar, taladros, rotopercutores, cortadoras de caño y todo tipo de herramientas de mano, entre otros elementos. El botín incluyó hasta  una estufa a cuarzo y botas de gomas. El monto de lo sustraído superó en ese entonces los 6 millones de pesos.

Tras el atraco, secuestraron al sereno y lo abandonaron en San Nicolás. El fiscal Fernando Dalmau siguió la pista y casi una semana después detuvo, en varios allanamientos, a Pablo Alberto Scaglione., de 58 años;  Rolando Heriberto D. C., de 54 años, Luis Daniel Palavecino, de 32 años, y Julio Ricardo “Gordo Rubí” V., de 65 años, señalado como el jefe del grupo. A éste último, se lo conoce como un viejo cañero y lo señalaron como integrante de la banda de Dámaso Herrera. El fiscal los imputó por defraudación y asociación ilícita.

Otro de los involucrados en el caso fue Joan Patricio “Chileno” K., de 26 años y sindicado miembro de la banda de Lautaro Lamparita Funes, quien fue imputado por prestar una colaboración secundaria en el robo a Peitel. También detuvieron a Jorge Ibarra, de 53 años y conocido como Batman. Este hombre estuvo en la masacre de Sierra Chica con la famosa actuación de los 12 Apóstoles, motín que dejó en 1996 nueve muertos y macabras historias de lo que pasó dentro del penal.

Abreviado

Este martes, dos de ellos aceptaron un procedimiento abreviado. Se trata de Pablo Alberto Scaglione — acompañando técnicamente por el defensor oficial Martín Ricardi, en suplencia de su par María Laura Maenza — y Luis Palavecino  —defendido por José Ferrara —, este último fue empleado de la firma.  Respecto a Scaglione, el fiscal Guillermo Apanovicz explicó que este hombre tenía parte de las maquinarias sustraídas en un galpón de su propiedad. Además, en el allanamiento a su casa de la zona oeste, se secuestraron  tres armas.

Para Palavecino, las partes pidieron 3 años de prisión efectiva por los delitos de defraudación por abuso de confianza en carácter de autor y fue sobreseído del delito de asociación ilícita mientras que para Scaglione la sanción es la misma, pero por el delito de encubrimiento agravado y tenencia ilegal de armas. Ambos acusados consintieron el acuerdo y fueron condenados por el juez Hernán Postma.

El Gordo Rubí, un viejo cañero

 

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios