Ciudad

Riobamba al 7600

Robaron escuela después de que Nación frenó las obras

Este año la ampliación de la única primaria pública de Santa Lucía se detuvo por falta de dinero y el sereno que cuidaba dejó de ir. Este lunes los robaron. Otro colegio también fue asaltado este martes en la zona sur


En la madrugada del lunes un grupo de personas aprovechó y entró para robar y hacer destrozos.

El freno de las partidas para la ampliación de Nación para la escuela Santa Lucía en Riobamba al 7600 llevó a una situación límite este lunes por la madrugada. Hace tiempo que estaba en obras, pero desde que el dinero dejó de llegar, el predio dejó de tener un sereno que la cuidara por la noche. En la madrugada del lunes un grupo de personas aprovechó y entró para robar y hacer destrozos. Se llevaron un televisor, dos guitarras y el equipo de audio que iban a usar este miércoles para decir los nombres de quienes se gradúan. Según contó la vicedirectora de la escuela, Patricia Miragaya, este tipo de situación empezó hace meses, pero nunca habían alcanzado el salón que tenía un sistema de alarmas.

Avanzada

“Somos la única institución de enseñanza primaria en el barrio. Antes éramos una escuela privada y teníamos a un policía que hacía adicionales de lunes a lunes. Cuando pasamos a ser gestión pública Nación inició las obras con la provincia, pero este año dejaron de entregar las partidas. El predio lo cuidaba un sereno y ahora no había nadie”, explicó la vicedirectora. A la escuela van 250 niños y niñas a la primaria y 120 al jardín infantil.

“Cuando frenaron las partidas de Nación empezaron a entrar en los salones. No tenemos mucho, pero nos afectó mucho que ahora avanzaran también en el sector que tenía alarmas”, agregó Miragaya y dijo que desde la provincia les prometieron instalar una nueva alarma.

Al sur

Este martes a la madrugada el director de la escuela técnica N°392 Juramento a la Bandera recibió un llamado de la empresa de alarmas que tienen instaladas en el edificio de San Martín al 5700. Habían entrado a la regencia para llevarse un televisor de 32 pulgadas, las computadoras y el sistema de cámaras de vigilancia. “Habíamos sufrido múltiples robos, pero nunca en un lugar tan sensible para el funcionamiento de la escuela. En esas computadoras están los datos de exámenes e inscripciones que estamos haciendo esta semana”, explicó el director de la escuela, Ignacio Cané.

“Estamos viendo cómo organizarnos para que los chicos puedan rendir y tomar las inscripciones para 2019. Son 600 chicos y chicas cuya información estaba digitalizada para avanzar en el seguimiento personal. Habíamos empezaron un proceso de inclusión de chicos con discapacidad. Somos una institución territorial con mucho vínculo con la zona sur y Villa Gobernador Gálvez”, agregó Cané.

Según explicó, retomaron las actividades este martes para poder tomar pruebas. Horas antes personal de la Policía de Investigaciones (PDI) había levantado huellas. El caso está en jurisdicción de la comisaría 15°.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios