El Hincha, Fútbol

Liga Profesional

River superó a Vélez con mayoría de titulares y llega confiado a la revancha por la Libertadores

Los tantos del encuentro, jugado en el estadio Monumental, fueron anotados por el volante Enzo Fernández, de penal, a los 4 minutos del segundo tiempo; y el delantero Braian Romero, a los 46 minutos. El elenco de Liniers lleva más de 600 minutos sin convertir goles


River Plate se dio esta noche un baño de confianza de cara a su compromiso del miércoles por la Copa Libertadores, al vencer de local a Vélez Sarsfield por 2 a 0 en encuentro de la sexta fecha del torneo de la Liga Profesional de Fútbol.

Los goles del partido, jugado en el estadio Monumental y arbitrado por Pablo Echavarría, fueron anotados en el segundo tiempo por Enzo Fernández, de penal, a los 4m; y por Braian Romero, a los 46m.

Con la victoria, el “Millonario” llegó a los diez puntos y se mezcló con los terceros: Aldosivi, Lanús y Newell’s Old Boys. Vélez, en cambio, sigue en los últimos puestos con apenas tres unidades.

A pesar de su compromiso del miércoles ante Mineiro en Brasil, donde intentará revertir el 0-1 de la ida para pasar a semifinales de la Libertadores, el DT riverplatense, Marcelo Gallardo, decidió presentar un equipo con mayoría de titulares. Tal vez para ensayar variantes que le sirvan en Belo Horizonte; tal vez buscando, lo dicho, un resultado para apuntalar anímicamente al equipo.

Y los primeros minutos fueron ilusionantes. Con su fórmula de siempre, la presión intensa en la salida del rival para recuperar rápido, River generó una chance clarísima (mano a mano que Hoyos le tapó a Braian Romero) y recién dejó que Vélez saliera de su mitad de campo más allá de los dos minutos y medio de juego.

Los de Mauricio Pellegrino respondieron con un buen zurdazo de Bouzat, a los 4m, que se fue apenas desviado.

Hasta los 10m el partido estuvo entretenido, de ida y vuelta: River fue directo para atacar (Fernández y Palavecino no pesaron en la creación), apeló fundamentalmente a las proyecciones de Angileri por izquierda; y el “Fortín”, cada vez que logró romper el asedio y jugar a espaldas de Enzo Pérez, tuvo aproximaciones de cierto riesgo con Bouzat, Janson, Lucero y Almada (reapareció igual que Ortega luego de participar en los Juegos Olímpicos de Tokio).

Pero de a poco el nivel de ambos fue decayendo y ya no hubo emociones en los arcos.

Para el segundo tiempo Gallardo apostó a Rollheiser y Paradela, dos de los apellidos con los que, entre chicos de inferiores y refuerzos, el “Muñeco” busca reconstruir el equipo (las partidas de “Nacho” Fernández, Borré, ahora Montiel, más atrás Martínez Quarta y siguen las firmas, todavía le duelen al “Millonario”). Pero la fórmula para abrir el resultado llegó de un histórico, Milton Casco, que terminó siendo la figura.

Corrido al lateral derecho por la partida de Montiel, Casco llegó al área, Ortega le hizo penal y Enzo Fernández, que se perfila para reemplazar el miércoles en Brasil al suspendido Enzo Pérez, marcó el 1 a 0. Su primer gol en ocho partidos con la banda roja.

Después del gol llegó lo mejor de River, porque hubo compromiso colectivo en la participación del juego (entró bien Paradela por la izquierda del mediocampo) y se activó Matías Suárez: en ese marco lo tuvo Romero, en otro mano a mano, pero tiró desviado.

Vélez, golpeado anímicamente por la desventaja, frágil y deslucido, recién respondió con un remate cruzado desde la izquierda del ingresado Luca Orellano, casi a los 25 minutos del complemento.

River debió esperar hasta el cierre para liquidarlo, gol de Braian Romero (aprovechó un resbalón de Brizuela y definió cruzado), justo después de que el visitante tuviera la más clara: un tiro libre de Mancuello que se fue desviado apenas por centímetros.

Para Vélez se profundizó la crisis: su último gol fue el 8 de mayo pasado, 5 a 0 contra Gimnasia por la última fecha de la primera fase de la Copa de la LPF; y ahora lleva más de siete partidos sin marcar un gol (los seis de este torneo y el choque de cuartos de final de la misma Copa, en el que perdió con Racing por penales).

River, al revés, infló el pecho con una victoria necesaria y va a Brasil con mejor ánimo. Como dice su técnico: puede creer.

En la próxima fecha, la séptima, River visitará a Gimnasia y Esgrima La Plata (domingo 22 desde las 20.15) y Vélez recibirá en el Amalfitani a Lanús (sábado 21 a partir de las 15.45).

Comentarios