El Hincha

Supercopa Argentina

River gritó campeón en el superclásico ante Boca

Gonzalo Martínez, a través de un penal tras infracción de Cardona sobre Ignacio Fernández, puso en ventaja al Millonario. Amplió la cuenta Nacho Scocco en el superclásico


River se impuso por 2-0 sobre Boca en el superclásico de Mendoza y se adjudicó la Supercopa Argentina, título que enfrentó a los ganadores del campeonato local y de la Copa Argentina. Con goles de Gonzalo Martínez de penal e Ignacio Scocco, levantó otro trofeo en el exitoso ciclo de Marcelo Gallardo.

Había arrancado mejor Boca. Con tenencia de la pelota y apariciones sorpresivas de Pavón a espaldas de Montiel. Un par de centros cruzados generaron zozobra en el área de Armani. Le costó a River acomodarse al trámite. Hasta que lo hizo sobre el cuarto de hora inicial del partido.

River dejó atrás las imprecisiones. Y empezaron a ganar preponderancia Enzo Pérez, Mora y Pity Martínez. Y de una combinación en el área, Cardoba derribó a Ignacio Fernández en el área y Loustau no dudó en sancionar penal.

Con un zurdazo a colocar, Martínez puso arriba a River en el marcador, cuando los méritos de unos y otros aún estaban por verse. Boca dependió de las apariciones de Cardona y Tevez. Pero los demás no sintonizaban la misma frecuencia futbolística.

Estuvo cerca River de convertir el segundo. Buena maniobra individual de Mora, disparo de Pity Martínez y manotazo de Rossi para mandar la pelota al córner. Al entretiempo.

Arremetió Boca en el arranque del segundo tiempo. Exigió a Armani con una entrada de Pavón y con un cabezazo de Goltz. Tomó la conducción Pablo Pérez y mejoró el funcionamiento del Xeneize.

A Boca lo siguió complicando Pity Martínez. Pero siguió jugando a contramano Pratto. Se acercó cada vez más el Xeneize, con un cabezazo de Carmona que pasó cerquita.

Apareció Armani nuevamente para frustrar el empate de Fabbra. Y en el contragolpe posterior al córner, Fernández cedió para Pity Martínez, centro y golazo de Nacho Scocco, recientemente ingresado en lugar de Pratto.

Boca monopolizó la pelota y River se reagrupó bien cerquita de Armani. En el juego aéreo prevalecieron Pinola y Maidana. Y el Xeneize terminó jugando con Wanchope Ábila, Tevez y Pavón arriba. Pero no hubo caso. River campeón. Y esta vez sobre el clásico rival.

Si te gustó esta nota, compartila