Política

Río Tercero se desmarcó de los reconocimientos y decidió no adherir al duelo por la muerte de Menem

El municipio aclaró a través de sus redes sociales que no acatará la iniciativa dispuesta por el gobierno nacional. Hace pocos meses el ex presidente fue declarado persona no grata, tras estar acusado de responsabilidad en el atentado a la Fábrica Militar de esa localidad


La ciudad cordobesa de Río Tercero decidió este domingo no adherir al duelo nacional de tres días decretado por el presidente Alberto Fernández tras la muerte de Carlos Menem. La postura guarda relación con una acusación que recae sobre el ex mandatario por el atentado que sufrió la Fábrica Militar de esa localidad en el año 1995.

“El 3 de noviembre de 2020, cuando se conmemoraba el 25 Aniversario de las explosiones de la Fábrica Militar, el Intendente Marcos Ferrer firmó el Decreto 638/2020 donde se declaró persona no grata a Menem”, recordó a través de su cuenta oficial el municipio gobernado por el radical de Juntos por el Cambio Marcos Ferrer.

En el comunicado agregaron: “Cumpliendo con lo dispuesto se informa que se ha resuelto no adherir al duelo nacional y no rendir homenajes a Carlos Saúl Menem, acusado de ser el principal responsable del atentado de la explosiones de la Fábrica Militar de Río Tercero en 1995”.

Ese año, la fábrica de armas ubicada en Córdoba explotó el 3 de noviembre, dejando un saldo de siete víctimas fatales y 300 heridos. Más tarde la Justicia determinó que no fue un accidente sino que se intentó encubrir la venta por contrabando de armas a Ecuador y Croacia entre 1991 y 1995.

De esta forma, la ciudad cordobesa no se sumará al duelo nacional que este domingo decretó por tres días Fernández, quien lamentó la muerte del ex mandatario.

Graves hechos durante su mandato

Durante los diez años que duró el gobierno de Carlos Menem, otros dos episodios graves marcaron su administración: el atentado a la Embajada de Israel y la voladura de la AMIA.

El primero ocurrió en marzo de 1992, cuando una explosión en la sede de la Embajada israelí dejó como saldo 29 muertos y decenas de heridos.

El episodio golpeó a la administración del riojano, que dos años más tarde, en julio de 1994 recibiría otra noticia del terrorismo: la voladura de la sede de la AMIA, con otros 85 muertos.

Años después, la causa por encubrimiento por el atentado a la AMIA puso en la mira a Menem, que también estuvo rodeado de otras causas judiciales.

Hijo de sirios y con importantes contactos internacionales en el mundo islámico, el ex presidente fue acusado de desviar la llamada “pista siria” en la que algunos investigadores estaban trabajando tras identificar una serie de conexiones que involucraban a personas de esa nacionalidad.

Comentarios