Policiales

Balas que pican cerca

Ricardone: mensaje mafioso con 18 tiros en casa de mecánico

Según la pesquisa, la vivienda de Carlos Chierisi fue baleada la noche del lunes por dos motociclistas que se dieron a la fuga. La víctima del ataque argumentó tener "problemas con un policía por un puerto seco que no tengo". Investiga el fiscal Juan Carlos Ledesma


Los impactos de bala se incrustaron en la camioneta y en la casa de Chierisi. Fotos gentileza: Televisión Regional.

Carlos Chierisi regentea un reconocido taller mecánico de barrio José Hernández, en zona sur de San Lorenzo. Tiene 40 años y actualmente vive en la localidad de Ricardone. El lunes por la noche, según relató, había cenado en su casa ubicada en Capitán Bermúdez y Ángel Bevilacua y estaba preparándose para irse a dormir. Hasta que, de acuerdo a la investigación, dos motociclistas detuvieron la marcha frente a su vivienda, descerrajaron dieciocho tiros y emprendieron la huída.

“Sentí el ruido de una moto. Empezaron a disparar y creí que los tiros iban dirigidos a otro lado. Pero después comprobé que eran contra mi propiedad y contra mi camioneta. Cuando me asomo dispararon cinco veces más”, contó Chierisi. Personal de Criminalística tomó vistas fotográficas y procedió al levantamiento de distintos lugares de la calle y domicilio de catorce vainas servidas calibre 9 milímetros, cinco proyectiles y dos encamisados deformados.

Chierisi denunció tener “un problema personal con un policía”, quien “le pide plata”. Y amplió: “Estoy asesorado por abogados y mañana (por el jueves) tengo que entrevistarme en Santa Fe. Y el lunes viajar a Buenos Aires. La Policía de acá es una delincuencia total. Se pasaron de la raya. Hubiesen herido a mi hijo si estaba en casa”, lamentó el mecánico, padre de dos hijos.

Según Chierisi, “quieren plata de un puerto seco que no tengo. Todos los días me despierto a las 7 para ir a laburar. No tengo nada que ver con la Policía y me tiraron 18 tiros. Anoche (por el martes) encontramos tres tiros más”, precisó.

También Chierisi confió haber estado detenido hace pocos días en la Jefatura de la Unidad Regional XVII “por una causa de 2011 de falsificación de documento público, por el cual está en juicio. Me metieron en un calabozo. Me ficharon y esa ficha ya la tiene todo San Lorenzo, cuando debería ser una documentación policial”.

De acuerdo al relato del mecánico sobre dicha causa, “en 2011 compré un auto a través de un crédito prendario. Firmé el formulario 08 como soltero y el 14 de septiembre de ese año me casé. Después me separé y recibí una denuncia de que vendí el auto como soltero cuando en realidad estaba casado. Tras haber hecho el cambio de domicilio, en la Policía cajonearon la denuncia y a la tercera vez ya tenía pedido de captura”, indicó.

Chierisi relacionó dicha causa con la reciente detención. “Se acercó un policía al taller para avisarme que tenía que pasar por Jefatura a firmar unos papeles. Cuando llegué había dos testigos y me sacaron el celular, la billetera, las llaves de la chata y me metieron en un calabozo. Me dejaron hasta el otro día a las 9 de la mañana. Agarraron mi camioneta que estaba estacionada en General López y Urquiza, me sacaron 15 mil pesos que tenía para comprar repuestos y la dejaron enfrente de Jefatura”, reclamó.

Aseguró Chierisi no tenerle “miedo a nadie”, a pesar de haber sido víctima de una balacera contra su casa y su vehículo en Ricardone. “No hablo más con el fiscal (NdR: entiende la causa Juan Carlos Ledesma). Si me tengo que presentar, lo haré con mis abogados. Soy conocido en mi actividad laboral. Para algunos soy buena persona; para otros un delincuente. Pero la realidad es que yo me levanto todos los días a las 7 de la mañana para ir a laburar”, argumentó el mecánico.

Carlos Chierisi padre, fallecido en julio de 2013, también había denunciado presiones policiales por actividades en puertos secos. “Mi viejo siempre anduvo en cosas con la policía, pero yo no tengo nada que ver. Nunca estuve de acuerdo con esa actividad de mi padre”, se desligó Chierisi hijo.

 

Causa federal

En febrero de 2012, el juez Carlos Vera Barros, a cargo del Juzgado Federal Nº 3, había citado y emplazado a Carlos Alberto Chierisi, con domicilio en San Lorenzo, a comparecer ante dicho Tribunal, situado en Rosario, a fin de prestar declaración indagatoria en la causa caratulada “Chierisi Carlos Alberto s/Falsificación documento”, expediente Nº 93/11A, por la presunta comisión del delito previsto y penado por el artículo 34 de la ley 6582/58.

En sus disposiciones penales, dicho artículo refiere que “será reprimido con prisión de seis meses a seis años el que sustrajere, ocultare, destruyere o inutilizare el título del automotor o los archivos y documentos obrantes en poder del Registro de Propiedad del Automotor o expedidos por él o el funcionario público que incurriera en falsedad al expedir tales documentos”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios