Ciudad, Edición Impresa

Rezar para curar el dolor

Por: Paola Cándido. La Ciencia Cristiana es una religión que tiene seguidores en Rosario. Una de las fieles, Elizabeth Santángelo, explica la base espiritual de esta doctrina que ayuda a sanar.

“Si vuestro paciente cree en resfriarse, convencedle mentalmente que la materia no puede resfriarse y que el pensamiento gobierna esa predisposición”. La cita proviene del libro “Ciencia y Salud con clave de las Escrituras”, escrito por Mary Baker Eddy, fundadora en el siglo XIX de la religión Ciencia Cristiana. Elisabeth Santángelo es una de las referentes de esa religión en Rosario y sostiene que las creencias positivas, el alivio y la fuerza que da la religión, meditación y el rezo, pueden contribuir a la curación y un sentido de bienestar.

La Ciencia Cristiana es una religión que surgió en el siglo XIX y Mary Baker Eddy fue su descubridora. Está basada en las enseñanzas de Cristo Jesús, que dejó implícitas esas enseñanzas que ayudan a espiritualizar el pensamiento del hombre. “Hoy, las enseñanzas de Jesús están muy vigentes, se logra un mejor estándar de vida, con la aplicación de las leyes espirituales que él enseñó, incluso el sermón del monte que es una plataforma de valores espirituales, con respecto al prójimo, al perdón, con hacer bien a los que no nos hagan bien”, sostiene Santángelo.

Fundadora

Mary Baker Eddy era del norte de Estados Unidos, y en 1866 descubre esa filosofía religiosa a través de su propia experiencia. Baker Eddy sufrió una caída en el hielo y los médicos le dieron el peor de los pronósticos. Pero ella, que era una gran lectora de la Biblia, recordó la curación de Jesús de un paralítico, y ella dijo «si esa ley espiritual actuó en aquel momento, está también para mí y para actuar en este momento». Entonces, cuando todos esperaban hacer un velorio, ella apareció completamente sana. Y a partir de ahí, comenzó a investigar.

“Hoy el efecto placebo es algo muy común porque los médicos lo están experimentando, hay investigaciones que nos dicen que la persona que cree que les están suministrando un medicamento o alguna práctica para sobrellevar ese dolor, si lo cree, le hace efecto”, sostiene Santángelo. “No es ninguna cosa médica que le están dando, tal vez es algo inocuo como si fuera agua o como cualquier otro elemento, que no es medicina”, opina.

Eddy comienza a difundir las enseñanzas de Jesús, estudia profundamente el sistema de curación, y lo vuelca en un libro que lo llama Ciencia y Salud, con clave de las escrituras. “Ahí están contenidas las enseñanzas de cómo nosotros podemos aplicar el cristianismo que Jesús dejó establecido, a través de la oración; que no está basada en ruegos ni ritos materiales, sino que es simplemente el reconocimiento de nuestra unidad con Dios, de empezar a conocer y a profundizar la naturaleza de Dios, que es todo amor y espíritu”, detalla Santángelo.

La mujer asegura haber llegado a esta religión a través de sus padres, que conocían la Ciencia Cristiana a través de una experiencia dolorosa que pasó en la familia. “Una tía perdía frecuentemente los embarazos, estaba muy desalentada y alguien le dijo que había una religión que enfocaba la curación espiritual y básicamente era con oración, y a eso se le llama tratamiento. Y al tiempo, tuvo dos hijas. Yo en ese entonces tenía 12 años”, recuerda Santángelo emocionada.

La Ciencia Cristiana requiere de una oración específica para un caso determinado, como por ejemplo, falta de empleo, problemas matrimoniales, entre otras. “Lo que nos interesa es ver qué podemos aportar a la sociedad para que encuentre una puerta abierta. Hay médicos estudiando la Ciencia Cristiana, psicólogos, profesores de yoga, porque todos encuentran que hay una base espiritual que los ayuda. La Biblia es nuestra brújula”, sostuvo.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios