Policiales

La historia del estafador

“Rey del 08”, condenado: un año y medio de prisión

Brian Landolfi firmó un juicio abreviado en el que fue condenado a la pena de 1 año y 6 meses de prisión, más el pago de 80 mil pesos a las víctimas y la devolución de los ocho vehículos involucrados en las maniobras


Foto: Arte El Ciudadano

Tiene 24 años, es carismático y entrador. Lograba ganarse la confianza de sus víctimas por Whatsapp. Se hacía pasar por abogado, dueño de una agencia de autos o empleado judicial. A varias de sus víctimas las contactó por páginas web de compra-venta y luego mantenía un contacto más directo hasta concretar el ardid y llevarse sus autos. Con los 08 firmados trasladaba la titularidad de los coches a sus familiares, por lo que no fue muy difícil ubicarlo. Fue detenido en agosto pasado y enfrentó cinco acusaciones por estafa, algunas no consumadas. Este miércoles, Brian Landolfi, conocido como el Rey del 08, firmó un juicio abreviado por el que fue condenado a un año y medio de prisión, más el pago de 80 mil pesos a las víctimas y la devolución de todos los autos que fueron objetos de la estafa.

Cuando en la audiencia imputativa el juez le preguntó sus datos personales dijo llamarse Brian Daniel Landolfi, de oficio albañil y tener estudios terciarios incompletos. Con sus defensores Juan Pablo Audisio y Federico Laurito, escuchó los cinco hechos que le imputó la fiscal Valeria Haurigot pero prefirió no declarar.

Según la investigación de Haurigot que quedó validada con la firma del abreviado, Brian se contactaba con personas que querían vender sus autos y lo publicaban en páginas web. Tras un primer contacto, mantenía conversaciones por Whatsapp mientras ganaba su confianza, hasta que finalmente consumaba el engaño al momento de realizar la transacción.

Los casos

El 2 de marzo del año pasado una mujer publicó en una página de Facebook la venta de un Volswagen Fox; al otro día Brian la contactó y le dijo que se lo compraba. Firmó el 08, lo legalizó y el 13 de ese mes se encontraron en la puerta de un banco ubicado en el centro.

El hombre entró supuestamente a hacer el depósito de 120 mil pesos por la compra. Al salir le mostró un ticket y la mujer le dio las llaves y los papeles del auto. Esa tarde la mujer consultó su saldo y no estaba depositado. Le mandó un mensaje y Brian le dijo que seguro se acreditaba más tarde, lo que nunca pasó. Días después una anotación registral acreditó que el Fox había pasado a nombre de otra mujer, quien era pariente de Brian.

El verdadero titular registral del auto hizo la denuncia, también el joven que recibió el Fox y fue el último damnificado. En el medio hubo otro muchacho que tuvo el auto, pero lo devolvió por problemas mecánicos. Dijo que se lo compró a un abogado que se llamaba Brian Landolfi.

Pasamanos

En mayo de 2017 Ezequiel –que fue el último damnificado en la cadena de estafa con el Fox– quería vender su C3. En una página web vio un Fox en venta y llamó al número que figuraba. Lo atendió Brian y cerraron el negocio. Ezequiel le dio el C3 y 15 mil pesos a cambio del Fox. Pero el auto que compró tenía desperfectos. Habló con Brian y éste le ofreció ponerlo a la venta. El 23 de julio Ezequiel le dio el auto y los papeles a Brian a cambio de 105 mil pesos que nunca llegaron a sus bolsillos.

Robo y estafa

Ricardo quería vender su C4 y lo publicó en dos páginas web. A través de una de ellas se comunicó el usuario “autoslocación”. Se escribieron, se encontraron y cerraron el trato en 185 mil pesos. El comprador le dijo que preparara el 08. Entonces Ricardo le pidió el documento y le sacó una foto. Tras el encuentro fue a firmar el formulario 08 y lo dejó en el auto. Al otro día iba a entregarlo. Cuando se levantó el vehículo ya no estaba estacionado frente a su casa. El hombre hizo la denuncia y al consultar a la aseguradora le aconsejaron que lo diera de baja por robo en el Registro de la propiedad Automotor. El 17 de abril intentó hacer el trámite pero ya estaba hecha la transferencia a nombre de una mujer.

Al auto se le dictó orden de secuestro. Fue ubicado en Antonelli al 2200. La persona que figuraba como titular fue entrevistada por la Policía. Resultó ser la abuela de Brian. En el domicilio había otra mujer, era la última titular registral del Fox y en el interior de C4 se encontró documentación del WV Fox.

Un 307 de Paraná

Juan es de Paraná y tenía un 307. A mediados de septiembre de 2016 lo publicó para venderlo en una página web. Lo llamó una mujer que le ofreció un auto Chevrolet Corsa y 50 mil pesos en cuotas. Acordaron que se pagarían en Rosario a un conocido de Juan. El 24 de octubre de 2016 el intercambio se hizo en Paraná. Hasta la vecina provincia viajaron una mujer y un muchacho que dijo llamarse Lautaro. Luego las pesquisas determinaron que eran Brian y su ex pareja.

El mes siguiente, cuando debía pagarse la cuota, el conocido de Juan no pudo contactarse con la mujer. Entonces se dirigió al Registro del Automotor a consultar sobre el Corsa y le informaron que el 27 de octubre de 2016 lo había denunciado como robado Brian, a través de un poder otorgado por la titular registral. El hombre notificó a la aseguradora San Cristóbal que abrió una investigación a través de un estudio jurídico, porque la dueña del auto había presentado un reclamo. Luego se determinó que la titular era la ex suegra de Brian y junto a su hija y ex yerno habían acordado cobrar la indemnización y repartir la plata.

A todo esto, el 307 apareció publicado en otro portal y una mujer se contactó con el vendedor. Con el muchacho acordaron la entrega de un Duna y una moto a cambio del 307 que luego le fue secuestrado.

Estafa y estudio jurídico

Miriam quería vender su auto C3 y su hermano la contactó con Brian, quien trabajaba en un estudio jurídico ubicado en 3 de Febrero al 1700. La mujer lo ubicó y fue citada en la oficina. El 28 de junio Miriam se acercó al lugar. Negoció con Brian y un tal Ignacio la venta del auto y un crédito. Para acreditar su solvencia le pidieron los recibos de sueldo y finalmente aceptaron el auto por 100 mil pesos y le otorgaron un crédito por 90 mil. La mujer entregó los papeles del auto y la llave. A cambio le dieron un cheque por 190 mil pesos. Luego se dirigió con Brian a Tribunales, donde firmó el 08.

Cuando la pareja de Miriam quiso depositar el cheque en el banco, le informaron que no estaba endosado. La mujer lo llamó a Brian y le explicó lo sucedido. El muchacho le dijo que pasara por el estudio y tirara el cheque por debajo de la puerta. Miriam no volvió a tener noticias y en el estudio jurídico el tal Ignacio negó conocer a Brian.

Este miércoles, la jueza Trinidad Chiabrera homologó el acuerdo al que llegaron los defensores Laurito y Audisio con la fiscal Haurigot, por el cual Brian Landolfi aceptó un año y medio de prisión y pagar 80 mil pesos a las víctimas, además de la devolución de los ocho vehículos involucrados en las maniobras.

Si te gustó esta nota, compartila