Ciudad

en colegio de psicólogos y parque españa

Reunión y festival por la defensa de la ley nacional de Salud Mental


Por la defensa y la plena implementación de la ley nacional 26.657 de Salud Mental: esa es la consigna con la que este sábado se realizan varias actividades en Rosario: poco antes del mediodía, en la sede del Colegio de Psicólogos (Dorrego 423) sesionó el Consejo Consultivo Honorario en Salud Mental, que es un organismo federal creado por exigencia de la ley y cuenta con la representación de actores, experiencias y desarrollos en Salud Mental a nivel nacional. Y a partir de las 15, en las escalinatas del Parque España, arrancó el Festival “Salud Mental somos Todxs. Órgano de revisión ya!”, que incluyó una feria de producciones de usuarios, lectura de poemas, radio abierta, espectáculos y bandas como Homero y sus alegres, Murga La Cotolengo. Los Bardos y Leonardo Vega y Marcos Migoni de la banda local Farolitos.

Las actividades fueron organizadas por el Movimiento de Usuarixs y Trabajadxres en defensa de la Ley Nacional de Salud Mental y Adicciones”, que desde su creación a finales de 2015 impulsa el cumplimiento efectivo de la ley que ordena demanicomializar la salud mental. Además, el colectivo pone en la mira el retiro de los equipos nacionales de salud mental de los territorios provinciales a partir de los despidos de los trabajadores que sostenían esos dispositivos, y en el intento de derogar el artículo 4 de la norma que da lugar a la inclusión de las adicciones desde una perspectiva de salud. También cuestiona la derogación de la Resolución Ministerial 1.484 de septiembre de 2015 de Habilitación de Instituciones de Salud Mental, que propiciaba “asegurar el derecho a la protección de la salud mental de todas las personas, y el pleno goce de los derechos humanos.

El Movimiento también reclama por la creación de organismos que efectivicen la protección de quienes atraviesan algún padecimiento mental, tales como el “Órgano de Revisión” creado por una ley provincial específica para el caso. La sanción de esta norma constituye un paso fundamental para que la provincia de Santa Fe establezca los mecanismos de contralor para evitar que el sufrimiento mental de nuestros familiares, amigos y de nosotros mismos sea un camino sin salida.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios