Política, Región

Estaba enterrada en San Lorenzo

Restituirán restos de militante asesinada durante la dictadura

Se trata de Irma Montenegro, quien murió en la masacre de calle Las Verbenas. Será el jueves 10 en el cementerio de Puerto General San Martín. La actividad contará con la presencia de su hijo Guillermo, quien supo su verdadera identidad luego de 20 años.


El próximo jueves 10 de julio a las 9.30, en el cementerio de Puerto General San Martín, se restituirá el cuerpo de Irma Montenegro, militante desaparecida y asesinada en junio de 1977 por la dictadura. La actividad contará con la presencia de su hijo Guillermo, quien conoció su verdadera identidad luego de más de 20 años.

Mediante un comunicado, el Espacio por la Memoria, la Verdad y la Justicia del Cordón Industrial señaló que Irma Montenegro, militaba en el Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) y fue la responsable política (cargo máximo) en la Regional Rosario del PRT-ERP.

Según consta en los archivos de la Facultad de Psicología de Rosario, fue secuestrada en la zona sur de Rosario. Permaneció en el Centro Clandestino de Detención La Calamita, ubicado en Granadero Baigorria y fue asesinada el 23 de junio de 1977 en la llamada 2Masacre de Las Verbenas y 9 de Julio”, en referencia a una casa que quedaba en esa dirección, en el barrio San Fernando, al norte de Granadero Baigorria.

Esa madrugada nueve militantes del ERP fueron trasladados desde La Calamita hasta esa vivienda, donde se simuló un enfrentamiento en el cual fueron asesinados, entre otros, Eduardo Luis Franco, Domingo Laborde, Hilda Elena Merkel Rivas, Alberto Corazza, Jorge Alberto Madeo e Irma Elena Montenegro.

La actividad del jueves servirá para restituir el cuerpo de Irma, quien fue entregada a su madre sin posibilidad cierta de identificación y sepultada en el cementerio de San Lorenzo. Además, estará presente su hijo Gabriel Montenegro, quien fue criado por sus tíos, aunque haciéndose pasar por sus padres.

“Yo siempre pensé que mi tío era mi padre. Después con el tiempo, cuando descubrí la verdad, me dijo que no me había dicho nada para protegerme”, señaló Gabriel al portal SL24.

Esta historia la conoció 20 años después de ocurrida, cuando por casualidad, encontró la que fue la primer pista de la verdad.

“Buscando ropa en un cajón encontré una partida de nacimiento a mi nombre donde aparecían Irma y Ángel como mis padres. Empecé a preguntar y nadie me decía nada, hasta que finalmente me contaron. Todo fue nuevo, fue increíble”, relató Gabriel. “Empecé a interesarme en la vida de quien fue mi madre, en averiguar datos”, agregó.

Luego de militar en el Espacio por la Verdad y la Memoria del Cordón Industrial se acercó, a través del Espacio por la Memoria y de la Subsecretaría de Derechos Humanos de San Lorenzo, al Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), quien se puso a su disposición.

A partir de la investigación de la ex fiscal Mabel Colalongo –luego reemplazada por Gabriel Estara en la Causa Manuel Casado– el EAAF procedió a la exhumación de los supuestos restos de Irma. Las muestras obtenidas en el cementerio de San Lorenzo fueron cotejadas con el ADN de Gabriel Montenegro primero; y luego con muestras genéticas que su tío había dejado en el Banco Nacional de Datos Genéticos.

Los resultados no dejaron la menor duda: esos restos eran de Irma y Gabriel era su hijo biológico. “La primera sensación es extraña, como de alivio. Alivio por pensar que aquel velatorio que hizo mi abuela era efectivamente de su hija; y alivio de encontrar a quien realmente fue mi madre”, dijo Gabriel a SL24.

Gabriel recién este año pudo encontrarse con los restos de su madre y a través de ellos con su verdadera identidad.

Este jueves a las 9.30 de la mañana los restos de Irma serán enterrados en el cementerio municipal de Puerto San Martín. “Esta vez serán enterrados con la certeza de que es ella, con la certeza de quien descansará allí es mi madre”, cerró Gabriel.

Comentarios