Ciudad

Quedó a resguardo

Rescataron a un zorro gris en barrio Belgrano al que estaban por atacar perros

Una mujer llamó a la división Ecológica de la Policía Comunitaria para avisar que una vecina había resguardado al animal asediado en su patio y quería entregarlo. La especie sufre, además, una gran presión de caza por algunos mitos sobre su alimentación y el valor económico de su piel


La división Ecológica de la Policía Comunitaria rescató en la tarde de este lunes un ejemplar de zorro gris acosado por perros en barrio Belgrano de Rosario, donde concurrieron por el aviso de una vecina que lo había resguardado del ataque canino y lo tenía en su casa. El animal fue trasladado a la granja ecológica de Santa Fe para luego ser liberado a su hábitat.

Una mujer que vive la zona de calle Bolivia al 1700 avisó a las autoridades que su vecina había rescatado un zorro gris de un ataque de perros y que deseaba que el mismo sea resguardado y reinsertado en su hábitat.

La vecina entregó el animal, de la especie denominada lycalopex griseus, de manera voluntaria. Los agentes lo llevaron primero hasta una sede de la Comunitaria para ser examinado por personal profesional luego fue derivado a la granja ecológica La Esmeralda en Santa Fe

La vecina que rescató al zorro del asedio de los perros lo había resguardado en el patio de su casa.

 

Omnívoro propio de América del Sur

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El lycalopex griseus, más conocido como zorro gris patagónico o chilla, es una de las especies sudamericanas de cánidos semejantes a los zorros de Europa, por lo cual se les da el mismo nombre común. Pesa entre 2,5 y 4,5 kilos y mide entre 40 y 60 cm sin la cola, que le agrega otros 30. El color general del pelaje es grisáceo, con zonas de color amarillento, en particular en la cabeza.

La especie es propia de América del Sur. Su distribución geográfica ocupa una franja a ambos lados de la Cordillera de los Andes y abarca fundamentalmente a la Argentina y Chile, aunque llega a habitar el centro de Bolivia y Uruguay.

En Argentina, vive principalmente en la región semiárida occidental, desde los contrafuertes andinos hasta el meridiano 66º O. Hacia el sur del Río Grande, su hábitat se amplía hasta la costa atlántica.

La dieta del zorro gris es diversa: desde mamíferos de pequeño tamaño, en especial roedores, y medianos como las liebres, hasta carroña, aves, reptiles, artrópodos y frutos. En regiones en que las presas animales resultan escasas, ingieren mayores cantidades de artrópodos, reptiles y frutos.

Un perseguido

El zorro gris es presa del hombre por diversos medios, como su caza con perros y armas de fuego, trampas de lazo o de cizalla y hasta veneno, en particular la estricnina.

Como la mayoría de los carnívoros de mediano y gran tamaño, suelen entrar en conflicto con los intereses humanos. Sin embargo, hay más mito que verdad en los posibles daños a las economías rurales: si bien en épocas de escasez de otros alimentos los zorros pueden intentar capturar corderos, cabritos o aves de corral para alimentarse, los estudios realizados hasta el momento sugieren que la forma más habitual de consumo de animales domésticos por parte de los zorros grises es la carroña.

Otro motivo para cazarlos es el valor económico de su piel, utilizada para confeccionar abrigos, estolas y otras prendas de lujo. Por todo ello, persiste una gran presión de caza sobre las poblaciones de esta especie.

 

Comentarios