Ciudad

Síndicato de Prensa

Repudian la agresión a periodistas

La organización sindical manifiesta sorpresa y estupor por las casi dos horas que Arnoldo, Poles y Marten estuvieron retenidos en las cercanías al Monumento y la pretensión de trasladarlos a la seccional policial 2ª., sólo por haber cumplido con el trabajo de informar.


La Comisión de Libertad de Expresión y Formación Profesional del Sindicato de Prensa Rosario expresa su enérgico repudio por la agresión de la que fueron víctimas, en la noche de hoy (por el martes), un camarógrafo y dos periodistas de Televisión Litoral. Como si esto hubiese sido poco, la policía que estaba en el lugar les expresó que debía llevarlos en calidad de demorados a la seccional 2ª porque uno de los manifestantes haría una denuncia.

Los trabajadores de prensa Ever Arnoldo, Gustavo Poles y Víctor Marten llegaron al Monumento Nacional a la Bandera para cubrir la manifestación que se realizó con el pedido de desafuero hacia la ex presidenta y actual senadora Cristina Fernández de Kichner. Allí algunas personas, pero particularmente un hombre, los increparon diciéndoles que deberían haber llegado más temprano. Entonces esa misma persona intentó ir físicamente contra ellos, provocando confusión entre todos por lo agresivo del momento. La policía que estaba en el lugar intervino y quiso llevarse en calidad de demorados a los tres trabajadores, esgrimiendo como argumento que se iba a realizar una denuncia contra ellos.

De inmediato, la comunicación de los trabajadores de Televisión Litoral con el SPR permitió acompañarlos sosteniendo que era un atropello la intención policial. La comunicación con el ministro de Seguridad de la provincia, Maximiliano Pullaro, permitió que quedara sin efecto la descabellada e inentendible pretensión de los miembros de la policía motorizada.

Esta organización sindical manifiesta sorpresa y estupor por las casi dos horas que Arnoldo, Poles y Marten estuvieron retenidos en las cercanías al Monumento y la pretensión de trasladarlos a la seccional policial 2ª., sólo por haber cumplido con el trabajo de informar. Todo lo ocurrido es un ataque a la libertad de expresión, al derecho a la información y al trabajo periodístico.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios