País

Escrachado por una pasajera

Represor con prisión domiciliaria iba en micro sin custodia

Julio Manuel Méndez, civil condenado por crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura, fue escrachado este martes luego de ser identificado por una pasajera a bordo de un micro que se dirigía desde Tandil a la Ciudad de Buenos Aires y sin custodia


El represor Julio Manuel Méndez, condenado por crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura, fue escrachado este martes luego de ser identificado por una pasajera a bordo de un micro que se dirigía desde Tandil a la Ciudad de Buenos Aires y sin custodia.

Méndez, quien actualmente cuenta con prisión domiciliaria, fue uno de los primeros civiles en ser condenado por este tipo de delitos, luego de que en 2012 la Justicia diera por probado que había facilitado en 1977 un inmueble para que se torturara a detenidos.

El hombre fue identificado por una sobreviviente de la dictadura, quien este lunes viajaba en el mismo colectivo de larga distancia que salió de la localidad bonaerense y que llegó al mediodía a la terminal de Retiro.

La mujer, que viajaba junto a su hija, reconoció a Méndez a simple vista, aunque para asegurarse decidió consultar al chofer del colectivo por el nombre del pasajero.

“Llegamos sobre la hora al micro y este represor estaba como a cuatro personas adelante nuestro y mi hija me dice ´ese es Julio Méndez´”, relató la mujer a la agencia NA.

En un principio, el conductor se negó a dar la identidad del hombre por una cuestión de privacidad, pero al entender que se trataba de un posible delincuente confirmó su nombre con la lista de pasajeros.

Paralelamente, la señora -que prefirió permanecer en el anonimato- comenzó a sacarle fotos al sospechoso: “Al principio no se dio cuenta, pero después ya miraba”, detalló.

Inmediatamente, la mujer se comunicó con colegas defensores de los derechos humanos y al llegar a Retiro fue recibida por un integrante de la agrupación H.I.J.O.S., quien le contó al resto de los pasajeros la situación: inmediatamente, las personas que habían estado en el ómnibus comenzaron a perseguir al ex militar por la terminal al grito de “como a los nazis les va a pasar, a dónde vayan los iremos a buscar”.

“Yo fui víctima de la dictadura, fui desaparecida, pero nunca pasé por esta situación de enfrentar a un represor en la calle.

uando llegamos a la terminal yo intentaba filmarlo, pero él se tapaba la cara. Incluso tenía como una intención de prepotearme, pensando que estaba sola”, contó.

Ésta no es la primera vez que Méndez es descubierto viajando sin custodia: la periodista Ivy Cángaro ya lo había visto un mes atrás haciendo el mismo recorrido, sin oficiales que lo vigilaran.

“Julio Méndez, el represor condenado por delitos de lesa humanidad, nuevamente viajando en un micro de línea a Buenos Aires, desde Tandil, sin custodia, en este momento, por la línea El Cóndor-La Estrella”, denunció Cángaro a través de las redes sociales.

Méndez fue sentenciado el 16 de marzo de 2012 a once años de cárcel haber sido considerado partícipe necesario del secuestro y asesinato de Carlos Alberto Moreno, quien fue privado ilegalmente de su libertad la noche del 29 de abril de 1977.

En aquel momento, la víctima fue trasladada por personal militar a la ciudad de Tandil y derivado a la quinta de los hermanos Julio y Emilio Méndez, donde fue brutalmente torturado hasta que finalmente murió unos días más tarde.

Moreno era el abogado representante de los trabajadores cementeros de la empresa Loma Negra.

Si te gustó esta nota, compartila