El Hincha

Se viene el Korea Trip

Representantes del hapkido en el Estadio Municipal

Si bien existen varios estilos de hapkido en el país y en la ciudad, el conocimiento que se tiene sobre el mismo es casi nulo para la mayor parte de la población, más allá de ser un arte marcial de más de 5.000 años de antigüedad, con origen situado en Corea del Sur.


Los rosarinos Patricio Javier Ruscica, Gonzalo Gatto Fernández y Bruno Gaspari, destacados deportistas de hapkido (arte marcial), fueron recibidos en el Estadio Municipal por el subsecretario de Recreación y Deportes, Adrián Ghiglione, donde conversaron acerca de lo que fue su participación en el Korea Trip del año 2017 llevado a cabo en la ciudad de Busan a mediados de año.

Los tres pertenecen a la Escuela Excalibur, centrada en las regiones de Acebal, Álvarez y Rosario. “La disciplina tiene una característica distintiva que no encontré en otro deporte ni en otra arte marcial, posee una visión muy antropológica y energética, antes de empezar a romper el físico hay que aprender a canalizar la energía, no nos interesa romper una madera mil veces, basta con hacerlo una vez bien”, expresó Fernández.

Si bien existen varios estilos de hapkido en el país y en la ciudad, el conocimiento que se tiene sobre el mismo es casi nulo para la mayor parte de la población, más allá de ser un arte marcial de más de 5.000 años de antigüedad, con origen situado en Corea del Sur.

“Para nosotros fue un compromiso muy grande. Era la primera vez que la escuela iba a este torneo en Corea y no contábamos con el conocimiento de cómo iba a ser, ni siquiera compartíamos las mismas reglas” expresaron.

Además de lo económico debieron enfrentarse a una extensa y ardua preparación de “ocho meses” para llegar de la mejor manera a la competencia. “Fue un gran esfuerzo para nosotros teniendo en cuenta los horarios laborales y familiares”, agregaron los deportistas.

Asimismo, lamentaron la “occidentalización extrema del arte marcial, que es el mayor problema. Se trae la técnica combativa y se deja de lado el porqué. La Escuela trata de rescatar un poco todo eso que parece perdido y que es la esencia misma. Te das cuenta cuando el artista marcial cree profundamente en los valores de la disciplina como forma de vida y el que va a otra cosa”.

“La idea de ellos con la integración de ésta disciplina en las escuelas de Corea es inculcar valores en los participantes para crecer como personas y así como sociedad. Por ello son tan distintos a nosotros culturalmente, la esencia es muy distinta”, explicaron asombrados con respecto a las diferencias entre la población coreana y los argentinos en la vida cotidiana.

Los tres se plantearon volver a pesar de los problemas que se presentaron con el lenguaje y sostuvieron que “para el año próximo la idea de la escuela como institución es volver con más participantes teniendo ya al menos algo de conocimiento para estar así mejor preparados”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios