Edición Impresa, Región

plan de obras

Repavimentan con nuevo impulso

“Avance muy importante en la conectividad”, dicen desde la provincia.


El gobierno de Santa Fe está implementado un plan de obras viales en el Gran Rosario que algunos funcionarios definen como “la inversión más grande la historia”.

Es cierto que la afirmación suena exagerada, pero lo concreto es que desde el inicio de la actual gestión de gobierno, se destinaron casi 1.900 millones pesos en diversas obras en viales.

Una de las obras más importantes, con una inversión cercana a los 500 millones de pesos, es la pavimentación de la ruta provincial 26, entre Arroyo Seco y la ruta provincial 18, que, según Pablo Seghezzo, titular de Vialidad Provincial, “es un avance muy importante en la construcción del tercer anillo metropolitano”.

La provincia también trabaja en la pavimentación de la ruta provincial 22s, entre Uranga y La Vanguardia, para facilitar la circulación de transportes, están próximas a terminar las tareas en la ruta 21, entre Pueblo Esther y Arroyo Seco, y en esta misma traza se realizan trabajos de duplicación de calzada desde Villa G. Gálvez hasta Alvear, obra que comenzó a principio de año.

Además se inauguró recientemente la reconstrucción de la ruta 225s, en el tramo comprendido entre la avenida de Circunvalación de Rosario y la autopista Buenos Aires-Rosario. A su vez, se proyectó repavimentar la ruta provincial 16, en el tramo entre Pueblo Esther y la autopista.

Otra obra destacada es la repavimentación completa de la ruta 91, desde Villa La Ribera hasta la ruta nacional 9.

También se realizaron convenios con los corredores viales de la ruta 18 y la 14 por un valor de 174 millones para que se repavimenten diversos tramos y se contempla el enripiado de las rutas 28, entre Totoras y Colonia Médici; y la 19, desde Villa Mugueta hasta Fuentes, que junto a los trabajos de señalización suman un valor de 133 millones.

El plan de obras incluye trabajos por más 130 millones de pesos en las rutas 18s y 34s (esta última une una arteria de Funes con la autopista Rosario-Córdoba); en las rutas 26, 17s y 91; y en los accesos norte y sur a San Lorenzo. También se realizaron bacheos en un tramo de la ruta 92 (Casilda) y en la ruta 25 (Ricardone). Además se reacondicionaron los accesos a Coronel Bogado y a Álvarez por un monto de 35 millones de pesos.

Del mismo modo, comenzó la construcción de un puente sobre el río Carcarañá y una nueva traza para la ruta 26s, que demandarán una inversión superior a los 235 millones.

En este marco, el ministro de Infraestructura y Transporte, José León Garibay, señaló que “entendemos a la infraestructura como un bien público, por eso invertir en ella es prioritario”. Y agregó: “Son obras que mejoran la calidad de vida de los vecinos y un activo que fortalece la competitividad y el sector productivo”.

Como sea, son 1.880 millones de pesos de inversión en infraestructura que, según Seghezzo, “se está llevando a cabo con fondos propios”.

Comentarios