El Hincha

Newell's

Renunciaron los dos tesoreros

Alberto Sauro y Carlos Cantarelli no tuvieron el apoyo y dieron un paso al costado. Quedan nueve directivos, pero no hay riesgo de acefalía aunque hay que cubrir cargos vacantes


Renunciaron dos, quedan nueve. Otro día movido tuvo Newell’s desde lo institucional, ya que tras la reunión de comisión directiva donde se analizó la resolución judicial pidiendo la remoción de los tesoreros, tanto Alberto Sauro como Carlos Cantarelli decidieron dar un paso al costado.

Pasado el mediodía, la dirigencia se reunió en el Parque con la presencia de los 11 integrantes de la comisión directiva. El cónclave fue más extenso de lo imaginado, hubo discusiones, reproches, y se evidenciaron diferencias internas que quedaron claro nunca se cerraron.

Sauro y Cantarelli llegaron con la idea de que la comisión directiva no acepte la decisión del juez Fabián Bellizia de removerlos de sus cargos de tesorero y protesorero, pero parte de la dirigencia consideraron que enfrentar al magistrado no era lo aconsejable en la previa a un mercado de pases, con la tesorería controlada por el mismo juez, y con un balance a punto de cerrarse.

Y como no hubo acuerdo, se votó. Y por un ajustado 6-5 la comisión directiva definió aceptar la decisión del juez, lo que provocó la inmediata renuncia de Sauro y Cantarelli.

¿Qué pasará ahora? La dirigencia deberá elegir al tesorero, que podría ser uno de los vices, Juan Matías o Cristian D’Amico; Juan José Concina, aunque en ese caso habrá que designar otro secretario; o Sebastián Orsini, actual secretario de actas. También están los vocales Ricardo Ansaldi, Jorge Domínguez o Tedeschi, aunque no parecen tener el perfil para el cargo.

Pero la decisión se prolongará unos días, ya que los directivos aún no se pusieron de acuerdo como reordenar los cargos.

¿Hay riesgo de acefalía? No. El Estatuto indica que el mínimo de integrantes de comisión directiva deben ser ocho, y tras las dos renuncias la situación quedó en el límite. Incluso desde algunas agrupaciones opositoras solicitan que Walter Newell, que reside en Córdoba y no siempre está presente en las reuniones de CD, también sea considerado como si hubiera renunciado, algo que el oficialismo no acepta como válido.

De todas maneras, si sucedieran nuevas renuncias, y el número bajara de ocho, mientras estén en funciones el presidente Eduardo Bermúdez y un vice, la obligación es convocar a elecciones en 30 días, pero sólo para cubrir los puestos vacantes, que en este caso serían vocales titulares y suplentes.

Así lo expresa el artículo 27 del Estatuto. “…en caso de falta de “quórum” por fallecimiento, renuncia de miembros de la Comisión Directiva el presidente continuara ejerciendo funciones de gobierno y administración y convocará en el plazo de 30 días para llenar los cargos vacantes hasta completar el período”, reza el texto.

La acefalía sólo sería efectiva si renunciaran presidente y vices, pero justamente esos cargos son los únicos que no sufrieron modificaciones desde la asunción de la actual dirigencia.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios