Edición Impresa, Mundo

Reina la duda en Inglaterra

A tres días de las elecciones, el triunfante Partido Conservador aún no pudo sumar a otra fuerza que le permita formar mayoría en el Parlamento. Negocian con los liberales demócratas a pesar de discordias.

A tres días de las elecciones, aún no está claro quién será el futuro gobernante del Reino Unido. El triunfante Partido Conservador no alcanza una mayoría que le permita liderar el Parlamento y hoy mantendrá una reunión con la tercera fuerza política, los liberales demócratas, para hacer una alianza. Sin embargo, los partidos tienen amplias diferencias.

Los liberales demócratas del joven líder Nick Clegg discutieron a puertas cerradas la “gran, amplia oferta” hecha ayer por el líder conservador David Cameron de sumarse a lo que para muchos es una improbable coalición entre fuerzas ideológicamente disímiles que difieren sobre temas como reforma electoral y política exterior.

Los tories de Cameron ganaron la mayor cantidad de bancas en las elecciones generales del pasado jueves, pero no alcanzaron la mayoría necesaria para gobernar solos y desbancar automáticamente al Partido Laborista del primer ministro Gordon Brown. Con el eventual apoyo de los liberales demócratas, Cameron y su partido se asegurarían una cómoda mayoría.

En tanto, un vocero de los liberales demócratas dijo ayer que el equipo negociador del partido se reunirá hoy con el equipo de los conservadores al tiempo que sugirió que el miércoles próximo debería ser el plazo máximo para sellar o descartar un acuerdo. Los liberales demócratas, que obtuvieron el 23 por ciento de los votos a nivel nacional pero el 9 por ciento de las bancas del Parlamento, quieren cambiar el sistema electoral para que los escaños se asignen no según el número de distritos ganados sino por el porcentaje de votos conseguidos.

Comentarios