Ciudad, Edición Impresa

Mosquito

Regresó el calor y se desató el alerta: ¿Cómo prevenir el zika?

Desde Epidemiología de la provincia alertaron sobre los riesgos tanto para embarazadas como para aquellas que tienen intenciones de procrear. Aseguran que hay que tomar los mismos recaudos que con el dengue.


Regresó el calor, y con él, se desató el alerta por el virus de zika, tras la confirmación de la muerte de un recién nacido en Tucumán a causa de esta infección. Desde el Ministerio de Salud recomendaron profundizar la prevención para un virus que no presenta síntomas, fundamentalmente en personas embarazadas.

“Hay dos tipos de recomendaciones: a la persona que está embarazada y a quien intenta quedar embarazada. Uno de los problemas que tiene la infección por el virus zika es que puede llegar a no dar síntomas, como pasó en Tucumán donde la mujer no desarrolló síntomas durante el embarazo y tuvo un niño con malformaciones congénitas importantes que, a los 10 días de haber nacido, falleció”, destacó Julio Befani, director de Epidemiología de la provincia.

“Otro de los consejos es que si una pareja viaja a un lugar donde está circulando el virus del zika, por más que no tenga síntomas, mantenga durante un tiempo relaciones con profilácticos o métodos barrera para no transmitir la enfermedad a la otra persona”, explicó el funcionario.

El especialista advirtió que las recomendaciones para el virus de zika son las mismas que para el dengue y chikungunya, ya que las tres enfermedades son transmitidas por el mismo mosquito: el aedes aegypti. “Al ser transmitido por el mismo mosquito las precauciones que se tienen que tener son exactamente las mismas: el uso de repelente, uso de ropa clara, manga larga”, indicó Befani, y resaltó la importancia de evitar la acumulación de agua estancada en recipientes.

En cuanto a los repelentes fabricados por el laboratorio de la industria farmacéutica estatal, Befani aclaró que serán distribuidos a personas con un cuadro clínico compatible con estos virus. “Tenemos que proveerle a esa persona el repelente necesario para que se ponga en su cuerpo hasta tanto le disminuya el cuadro febril o no presente más fiebre, porque ese es el momento peligroso puesto que el mosquito puede picar a esa persona y a partir de ahí infectarse y transmitir la enfermedad a otros”, aseguró el director de Epidemiología, en tanto descartó el reparto de repelente a modo de prevención por la escasa disponibilidad en relación con la población.

Comentarios