Espectáculos

Armandinho, con los pies en la arena

Reggae brasileño en el balneario La Florida


Armandinho es uno de los referentes de la música reggae del continente y este sábado volverá  a Rosario para brindar por primera vez un concierto al aire libre en una noche que, según se adelanta, “estará repleta de amor y buena energía”.

Además de repasar sus mejores canciones, el músico, cultor del reggae y de la música surf, continuará presentando Sol Loiro (Sol rubio), su séptimo disco de estudio.

Este lanzamiento se realizó luego de un fértil período de composiciones creadas a orillas del mar en Playa Brava (Santa Catarina, Brasil) donde el músico vive y tiene su estudio de grabación.

Amante del surf, este popular cantante de 48 años se reencontrará con los rosarinos y, como ya es costumbre, dará rienda suelta a una fiesta donde repasará los grandes éxitos de toda su carrera.

Creador de hits, en la simplicidad compositiva de Armandinho, está su sofisticación; y de su realidad nacen las melodías y sonidos que lo conectan con un público que crece día a día por todo el mundo.

El romance que el músico mantiene con los rosarinos (y los argentinos en general) llevó al sello nacional Ediciones Clandestinas a editar en el país Sol Loiro, lo que provocó un mayor acercamiento del artista al público hispano.

“Pienso que el amor con los argentinos es el resultado de la confraternización que se da con el turismo todos los años. Vienen muchos a Santa Catarina, a Rio Grande do Sul, a Garopaba y a Florianópolis. También hay muchos brasileños que viajan a Bariloche, a Mar del Plata y a Buenos Aires. Somos dos pueblos apasionados”, opinó el brasileño.

Nacido en Porto Alegre y con siete discos en su haber, Armando Antonio Silveira, tal su verdadero nombre, empezó su carrera tocando en los principales bares y playas acompañado de su guitarra. En 2001 grabó Folha de Bananeira y en 2006 tuvo gran repercusión con temas como “Desenho de Deus” y otras canciones como “Balanco Da Rede” y “Toca uma regguera aí”, donde mezcló el reggae con el pop. Así se sucedieron discos como Armandinho (2002), Casinha (2004), Ao Vivo (2006), Semente (2008) y Volumen 5 (2010).

“La música es reggae, pero el mensaje no. No tiene nada que ver con el movimiento rastafari. Soy un admirador del mensaje, pero lo mío está entre el reggae, el folk y la música popular brasileña (MPB). Desde muy niño escuché mucho a Roberto Carlos, Caetano Veloso, Gilberto Gil, y hoy lo mío es una mixtura de la poesía de la MPB con el reggae”, dijo el músico en una entrevista con la agencia de noticias Télam, para luego mencionar a Bob Marley, Peter Tosh y Gregory Isaacs, como “fuentes de inspiración dentro del reggae”.

Si te gustó esta nota, compartila