Ciudad, Edición Impresa

Refugio de los rosarinos

La jornada de calor llevó a miles de personas a La Florida y la Rambla Catalunya, donde el río invadió buena parte de la playa.

Todo en orden. Un guardavidas controla la seguridad de los acalorados bañistas. (Foto: Leonardo Galletto)
Todo en orden. Un guardavidas controla la seguridad de los acalorados bañistas. (Foto: Leonardo Galletto)

La Rambla Catalunya tiene cada vez menos espacio para que los miles de rosarinos que, fundamentalmente, los fines de semana concurren al lugar puedan disfrutar. La fuerte crecida del río Paraná, virtualmente ha hecho desaparecer la playa y ya los tradicionales bares de ese sector quedan como balcones directos hacia el río.

De cualquier manera los rosarinos y quienes visitan la ciudad ayer colmaron el lugar, donde tal como se había acordado se notó una importante presencia de personal policial, tras los reclamos de los guardavidas que habían advertido que harían protestas si no se incrementaba la vigilancia en el lugar.

En tanto también ayer, en una jornada en la que el calor volvió a sentirse con intensidad, fueron miles los rosarinos que llegaron al balneario La Florida, donde a pesar de la crecida del Paraná aún quedan sectores de playa para disfrutar el lugar que administra la estatal Empresa Costanera Rosario. En La Florida como en la Rambla Catalunya no faltaron las familias con sus termos y mates o los más jóvenes, no sólo con mates, sino con gaseosas y las infaltables cartas.

Similar panorama de gente que aprovechó la costa del río se pudo advertir en los diversos clubes ubicados en la zona norte de la ciudad, desde Rosario Central y Regatas a los clubes Bancario, Rowing, Remeros o Náutico Sportivo Avellaneda. En todos los casos con sus frentes sobre el río afectados por la crecida.

Comentarios