Política

Ley de leyes

Reforma: Lifschitz le apuntó a los que ponen “obstáculos”

“Los proyectos están para discutirse”, dijo el gobernador y pidió que cada legislador deje en claro su postura. En el plano electoral, desmintió rumores y dijo que “el Frente se va a mantener para el año próximo”.


“Sería extraño que los legisladores decidan no tratar los proyectos”, señaló este lunes el gobernador Miguel Lifschitz al ser consultado por la reforma de la Constitución provincial. Para el mandatario socialista, el tema debe ser tratado en el recinto para que cada legislador deje en claro cuál es su postura sobre la iniciativa. “Siempre que se avance con los temas, yo voy a estar satisfecho”, dijo.

“Los proyectos están para discutirse”, indicó Lifschitz. Y agregó: “Sería extraño que los legisladores decidan no tratar los proyectos que están justamente ingresados para su tratamiento. Creo que todos los ciudadanos que han participado en los debates, que son miles, especialistas, miembros de organizaciones de la sociedad civil, las ONG, los gremios, los empresarios, las escuelas y los docentes, merecen que los legisladores discutan los temas”.

Ante las demoras en el debate en comisiones, la semana pasada fueron los propios diputados del Frente Progresista quienes plantearon dudas sobre la viabilidad del proyecto. Los legisladores oficialistas quieren discutir el tema mano a mano con Lifschitz –probablemente esta semana– para acordar con el gobernador la estrategia a seguir.

El proyecto de reforma constitucional, que incluye la reelección del gobernador, tuvo dictamen favorable en la primera de las cinco comisiones a las que fue girado por los presidentes de bloque –Asuntos Constitucionales– pero luego quedó trabado en la Comisión de Educación, donde la oposición tiene mayoría. Esa comisión organizó una serie de reuniones informativas que se extenderán hasta agosto y que dilatarán aún más la llegada del proyecto al recinto.

Lifschitz pretendía que el tema lograra media sanción de la Cámara de Diputados dentro del primer semestre. Consultado por las demoras, pidió a los legisladores que se habían manifestado a favor que aceleren los tiempos, lleven el tema al recinto y allí “fundamenten sus posiciones”. El mandatario provincial agregó: “A partir de ahí sabremos si va a haber reforma constitucional en Santa Fe o si vamos a seguir siendo la provincia más atrasada en materia constitucional”, en referencia a que Santa Fe junto con Mendoza son las únicas provincias que no actualización sus constituciones luego de la reforma nacional de 1994.

“Más temprano que tarde se va a dar la reforma”, señaló Lifschitz en declaraciones a la prensa en Santa Fe. “Hay muchos legisladores que están a favor. Lógicamente, siempre hay algunos que le ponen el pie encima, siempre los ha habido, por eso hace 30 años que no hay reforma en Santa Fe, como en otras provincias o en la Nación. Muchos dirigentes políticos en público se manifiestan reformistas, pero están poniendo todos los obstáculos posibles”.

“El Frente se va a mantener”

En los últimos días hubo un aluvión de rumores sobre los armados políticos para las elecciones de 2019. El gobernador se refirió al punto y negó versiones de división dentro del Frente Progresista: “Cada uno arma y desarma frentes como puede, pero nosotros tenemos un frente conformado. Ese frente se va a mantener para el año próximo”.

Tal como viene haciendo desde las elecciones intermedias del año pasado, Lifschitz volvió a mencionar la posibilidad de incorporar al Frente Progresista a otros sectores sociales y políticos: “Lo que estamos discutiendo es si podemos ampliar el espectro de representación y esto implica algún sector del peronismo, algún sector independiente, alguna organización social. Y si hay un dirigente de Cambiemos que comparte el proyecto y pueda sumarse, no vamos a poner reparos”.

“Todos los integrantes del socialismo y del Frente Progresista vamos a tener una estrategia común”, añadió Lifschitz. Y luego, consultado por la versión de que podría dejar su partido por diferencias internas, la descartó de plano: “En absoluto. Llevo más de 40 años en este partido y no sería éste el momento. Este es un momento de oportunidades para nuestro espacio político, sería absurdo. Además, si hay algo que uno puede cuestionar en la política de los últimos años, son los panqueques y los traidores. Hay que ser coherentes con las ideas y con la mirada política que hemos tenido durante toda la vida”.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios