Edición Impresa, Política

Legislatura

Reflotan proyecto que prohíbe cotos de caza y turismo cinegético

La diputada provincial Alicia Gutiérrez volvió a la carga con una idea que ya había presentado en agosto de 2014. La Defensoría del Pueblo pidió al gobierno que informe sobre la política en la materia y las reglamentaciones que existen.


Las divulgadísimas fotos de Victoria Vanucci y Matías Garfunkel cazando animales salvajes tuvieron efecto político en Santa Fe. La diputada oficialista Alicia Gutiérrez reflotó un viejo proyecto de su autoría, cajoneado en la Legislatura, que propone prohibir los cotos de caza y el desarrollo del turismo cinegético (caza deportiva) en toda la provincia.

En territorio santafesino, según el gobierno provincial, no hay cotos de caza, pero sí hay establecimientos dedicados al turismo cinegético –la mayoría en el departamento San Javier– que permiten a los visitantes cazar en campos privados. De todos modos, el subsecretario de Recursos Naturales de la provincia, Alejandro Larriera, admitió que “es probable que haya cotos de caza ilegales en Santa Fe”.

El escándalo tras las fotos de Vanucci y Garfunkel le dio pie a la diputada Gutiérrez para exigir el tratamiento de su proyecto: “El repudio social a esta actividad que implica el asesinato de animales salvajes, muchos en peligro de extinción, para diversión de personas con un gran poder adquisitivo, vuelve a alertar sobre la existencia de estos emprendimientos comerciales en Santa Fe”.

La diputada provincial pide que se prohíba el establecimiento y funcionamiento de cotos de caza y el desarrollo del turismo cinegético en todo el territorio santafesino. Su proyecto estipula la creación del Concejo Provincial de Protección de los Animales no Humanos y de la Diversidad Biológica.

La normativa fue elaborada en conjunto por Gutiérrez y la ONG Capibara NDS de Santa Fe, integrada por abogados, abogadas y estudiantes que defienden los derechos de los animales y la naturaleza. Había sido presentada por primera vez en la Cámara de Diputados en agosto de 2014, pero perdió estado parlamentario.

 “Vinculado al turismo sexual”

“Con esta medida –explicó la diputada del partido SI– se busca proteger la biodiversidad y poder avanzar en un proceso de transición por el cual se remplacen estos emprendimientos dedicados a la caza deportiva por otros alternativos que sean respetuosos de los derechos de los animales, por ejemplo el ecoturismo, la caza fotográfica y el avistaje de especies, entre otros”.

Además, la diputada Gutiérrez señaló que, en muchos casos, el turismo cinegético “está vinculado con el turismo sexual, donde hay explotación de menores, trata de personas y otros delitos referidos a la temática”.

En declaraciones a Radio 2, Gutiérrez señaló que hay 15 cotos de caza en la provincia y sólo uno funciona con autorización. “Muchos están ligados al turismo sexual, a la prostitución infantil. Hemos hablado de este tema y ha generado cierta reticencia, hasta agresiones de presidentes comunales y otras autoridades locales, porque dicen que desprestigiamos a la caza, pero está ligada a eso”.

“No hay coto de caza habilitado”

El subsecretario de Recursos Naturales de la provincia diferenció: “Un coto de caza es un lugar cercado con límites visibles para actividades vinculadas a la caza y a la pesca. Formalmente, la provincia de Santa Fe no tiene ningún coto de caza habilitado. Los medios mezclan cotos de caza con las empresas habilitadas para el turismo cinegético. El coto en general se refiere a animales que fueron criados para ser cazados”.

Alejandro Larriera explicó que “las empresas de turismo cinegético se registran en al Secretaría de Turismo de la provincia, presentan una declaración jurada sobre los campos donde van a desarrollar la actividad y el Ministerio de la Producción es el encargado de controlar que se cumpla la norma. La caza no está prohibida en la provincia; nosotros determinamos temporadas y las especies que se pueden cazar”.

De todos modos, Larriera reconoció que “es probable que haya cotos de caza ilegales en Santa Fe” y dijo que desde el área que él conduce se está “capacitando a las fuerzas de seguridad en relación a este tema”.

Pedido de informes

Tras las declaraciones de Larriera, la Defensoría del Pueblo le pidió al gobierno provincial que informe sobre la política de caza en Santa Fe y el tipo de reglamentaciones que existen sobre caza bajo modalidad de cotos o turismo cinegético, tal como se las conoce.

El defensor del Pueblo, Raúl Lamberto, solicitó al Ministerio de Medio Ambiente conocer “si existe un plan integral provincial que contemple las políticas más progresistas, conservacionistas y sustentables” y “si existe reglamentación que establezca limitaciones a la política de manejo de la caza bajo la modalidad de cotos y el turismo cinegético”.

Lamberto pidió a la cartera provincial conocer la “política del gobierno provincial en materia de caza en sus diversas variantes”. En ese sentido, se pregunta “si existe un plan integral provincial que contemple las políticas más progresistas, conservacionistas y sustentables que hoy existen y son alentadas por organismos internacionales como la ONU”.

Por último, el defensor del Pueblo advirtió sobre la afectación al ambiente y la salud de la población que este tipo de actividad turística generaría, puesto que “se estarían contaminando los cursos de agua y los animales con la presencia del plomo de las municiones en pastizales y el agua, habiéndose detectado presencia de plomo en cereales como arroz y puede llegar a afectar la producción pecuaria”.

Comentarios