Ciudad

Nada se pierde

Recuperaron un basural en Nuevo Alberdi y hoy es una huerta

Surgió como una propuesta para integrar jóvenes que se capacitaron en cursos del programa Nueva Oportunidad de la provincia. "Este trabajo realizado nos deja muchas enseñanzas y nos muestra el camino para transformar este país”, dijo el gobernador Lifschitz


El gobernador Miguel Lifschitz participó este viernes de la inauguración de la nueva huerta Nueva Oportunidad en el barrio Nuevo Alberdi. Es una nueva unidad productiva que, con el Plan Abre, surge para integrar jóvenes que se capacitaron en cursos del programa Nueva Oportunidad.

“Es mucho más que una huerta. Es el fruto de una idea, de un proyecto del trabajo comprometido y solidario. Son las ganas de superarse de todo un equipo para cambiar una realidad, con el esfuerzo de aquellos que se unen y que tienen mucho para dar y para hacer con otros. Este trabajo realizado nos deja muchas enseñanzas y nos muestra el camino para transformar este país”, dijo el gobernador.

El coordinador del programa Nueva Oportunidad, Luciano Vigoni, indicó que la huerta antes era un basural. “Fue el gobernador el que tomó la definición de impulsar nuevos espacios de producción. Es un desafío en estos tiempos en donde parece que el mérito es individual”, explicó.

La política aplicada

En el marco del Plan Abre, el programa Nueva Oportunidad es una estrategia de intervención territorial coordinada por el Gabinete Social de la provincia. Participan los ministerios de Desarrollo Social, Trabajo y Seguridad Social, Innovación y Cultura, Educación, Justicia y Derechos Humanos, Salud y Seguridad.

El programa está destinado a jóvenes de entre 16 y 30 años en situación de alta vulnerabilidad social, a los que se acompaña en un trayecto pedagógico de capacitación y fortalecimiento de vínculos sociales, con herramientas concretas para que puedan construir un proyecto de vida. Ofrece una amplia propuesta de formación que se realiza en instituciones y espacios públicos.

Participan grupos de diferentes barrios que, en la mayoría de los casos, no acceden a las instituciones y el mercado laboral y tampoco cuentan con recursos ni estímulos necesarios para volver a estudiar o a reinsertarse en el sistema productivo. Los grupos de trabajo se capacitan en talleres de herrería, carpintería, albañilería, mecánica, costura, electricidad, refrigeración, panadería, serigrafía, rap, fotografía y video. En breve también se incorporarán las capacitaciones en gastronomía, peluquería e informática.

El programa ya está en marcha en la ciudad capital, Rosario y Villa Gobernador Gálvez, donde participan más de 260 jóvenes y, próximamente, se incorporarán 300 más.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios