Ciudad

El Estado provincial y municipal

Recuperaron 24 departamentos usurpados en zona sur

En una intervención multiagencial, efectivos de Policía, bajo las órdenes de Fiscalía, allanaron propiedades cuyos propietarios habían sido expulsados por bandas en el Fonavi de Lola Mora e Hipócrates. Tiraron abajo construcciones irregulares. Todo apunta a recuperar el espacio público


Policías, fiscales provinciales, funcionarios municipales y el ministro de Seguridad provincial estuvieron presentes este martes en un inédito operativo desplegado en el barrio Fonavi de Lola Mora e Hipócrates, golpeado por la violencia en los últimos dos años. Hubo 24 allanamientos enfocados en recuperar otros tantos departamentos usurpados, indicaron fuentes oficiales, las que añadieron que fueron derruidos inmuebles que habían avanzado sobre el espacio público del barrio. También hubo cuatro detenidos y fue secuestrada al menos un arma de fuego y proyectiles.

El fiscal Matías Edery supervisó la actuación policial en este barrio de la zona sur, lindero con Tablada, Municipal y Grandoli, que se inició por la madrugada y que fue –recalcaron desde la provincia– una intervención multiagencial del Estado santafesino.

El operativo incluyó topadoras con las que se derrumbaron construcciones clandestinas que habían realizado vecinos sobre el espacio público. Algunas eran utilizadas como cocheras. En otras, se habían instalado pequeños comercios y algunas, incluso, funcionaban como puntos de venta de drogas prohibidas. En estas últimas, casi como prueba, se notaron, en medio del operativo de desmantelamiento, las marcas de balas fruto de los ya rutinarios enfrentamientos alrededor de los búnkers. También se remitieron 15 autos abandonados al corralón municipal.

Las usurpaciones en la zona no son nuevas. Las bandas vinculadas con los clanes Caminos, Segovia, Ungaro y Funes han amenazado a los vecinos para desplazarlos y, así, utilizar los departamentos como aguantaderos o como bocas de expendio de drogas y centro de acopio de armas y estupefacientes. Las denuncias se sucedieron por largo tiempo, en especial desde octubre de 2016, cuando la saga de los enfrentamientos de bandas en la zona sur desplazó su reguero de muerte a estas torres. Lo singular es que, mientras se realizaba el operativo, vecinos que nunca habían denunciado estos avances delictivos, por temor a represalias, empezaron a llamar al 911, dijeron fuentes oficiales.

Desembarco de agencias estatales

El secretario de Seguridad de la provincia, Maximiliano Pullaro, afirmó en el lugar que el Estado no se va a ir del Fonavi. Allí quedará una oficina de la Secretaría de Hábitat, otra de Desarrollo Social y también de la Ansés (nacional).

La presencia de fuerzas de seguridad y funcionarios generó un clima extraño por la magnitud del despliegue. Y, entre otras circunstancias, se sucedieron algunos reclamos cara a cara. Por ejemplo, el de vecinos que pidieron que la Municipalidad arme una canchita de fútbol en el barrio.

El Ministerio de Seguridad precisó que del operativo tomaron parte más de 200 efectivos de la Policía de Investigaciones (PDI), la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) y el Grupo de Intervención de Respuesta Inmediata (Giri). Se destacó también la participación de casi 50 testigos que los efectivos policiales recogieron transitando por las calles de la ciudad para legitimar el operativo.

“Nosotros con el MPA hace tiempo empezamos a trabajar en tareas de inteligencia y de investigación, pudimos constatar que había actividades ilegales, pero además había propiedades usurpadas donde se cometían las actividades ilegales, y por eso llevamos adelante los allanamientos” explicó Pullaro, y agregó: “Hay viviendas que han sido intervenidas por el MPA y otras por la Secretaría de Hábitat para ser recuperadas por el gobierno de Santa Fe”.

Recuperar el espacio público

“Lo importante es que hay una decisión muy clara del Estado en su conjunto, provincia, municipio y poder judicial, de intervenir y quedarse para trabajar con los vecinos para recuperar el espacio” afirmó Pullaro y añadió: “Para lograr esta intervención se trabajó muchísimo y lo seguiremos haciendo”.

Por su parte el fiscal de la Unidad de Flagrancia, Matías Edery, detalló: “Estamos constatando el lugar, cómo están ocupados y por quiénes. Acompañados por la Secretaría de Hábitat y el Ministerio de Desarrollo Social para atender los casos sociales. Allanamos 24 departamentos, donde detuvimos a cuatro personas, hubo personas demoradas y secuestramos un arma de fuego”.

El secretario de Control del municipio, Guillermo Turrin, señaló: “Se trata de una intervención multiagencial que incluye la intervención urbana que tiene que ver con la mejora del espacio público, como la liberación de sectores que estamos tomadas, se hicieron tareas de limpieza, se hará ampliación de luminaria, poda y escamonda”. Y añadió sobre las construcciones irregulares, algunas de las cuales funcionan como comercios, que se hará un censo con los vecinos para que cuenten lo que están haciendo y cómo pueden desarrollar las actividades de la mejor manera.

Desde la provincia también informaron que se está trabajando para inaugurar próximamente un espacio de atención al vecino, que será de mediación y contención y donde también podrán realizar los siguientes trámites: denuncia de siniestros de tránsito con lesionados, constancia de declaración de domicilio, de extravío (DNI, tarjetas de débito o crédito, carné, por ejemplo), denuncia de delitos y hechos de violencia, faltas contra la autoridad, la tranquilidad y el orden público.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios