Mundo

Cambio climático

Récord de emisión de gases de efecto invernadero

Un estudio llevado a cabo por 450 científicos indica que la concentración de dióxido de carbono es la más alta desde que se llevan registros. En el informe se señala que aumentará un 300% el riesgo de muerte por olas de calor.


La emisión de gases de efecto invernadero alcanzó un nuevo récord en 2017.

La emisión de gases de efecto invernadero alcanzó un nuevo récord en 2017, mientras las altas temperaturas asolan el planeta y el deshielo en el Ártico alcanzó su nivel más alto debido al cambio climático, según un estudio publicadoeste miércoles y en el cual contribuyeron 450 científicos.

El informe anual sobre el estado del clima pone de manifiesto el empeoramiento de las condiciones climáticas en todo el mundo durante 2017, año en el que el presidente Donald Trump anunció la retirada de Estados Unidos del acuerdo de París sobre el clima.

Precisamente, Estados Unidos es el segundo país que más contamina, por detrás de China, y aun así revirtió su política ambiental desde la llegada de Trump a la Casa Blanca, quien declaró que el cambio climático es un “engaño chino”, por lo que abandonó el acuerdo de París, firmado por más de 190 países para reducir las emisiones.

El informe, de 300 páginas y publicado por la Agencia Nacional Oceánica y Atmosférica (Noaa) y la Sociedad Estadounidense de Meteorología, usa la palabra “anormal” una docena de veces, en referencia a las tormentas, sequías, temperaturas altas y el tamaño de la superficie glaciar en el Ártico.

El año pasado, la concentración de los tres gases de efecto invernadero más peligrosos que hay en la atmósfera (dióxido de carbono, metano y óxido nitroso) alcanzaron un nuevo récord.

La concentración media de dióxido de carbono en la superficie de la Tierra aumentó hasta las 405 partes por millón, “la más alta en el registro de medición moderna de la atmósfera”, afirma el estudio.

“La tasa de crecimiento global del dióxido de carbono casi se cuadruplicó desde principios de los años 1960”, añade el informe.

En general, en el mundo, “los 10 años más cálidos registrados ocurrieron desde 1998, y los cuatro años más cálidos desde 2014”, alerta el texto. Los datos que arroja el estudio sobre la situación del Ártico no son tampoco alentadores: Un calor sin precedentes envolvió el Ártico, ya que la temperatura de la superficie terrestre durante 2017 fue 1,6 grados centígrados superior al promedio registrado entre 1981 y 2010.

Las temperaturas árticas fueron las segundas más altas después de 2016, teniendo en cuenta que los registros comenzaron en 1900. En marzo, la extensión del hielo marino alcanzó su cifra más baja en el registro de satélites desde hace 37 años y los glaciares de todo el mundo se redujeron por trigésimo octavo año consecutivo.

Además, la publicación de este informe coincide con un estudio conocido esta misma semana que asegura que el cambio climático aumentará el riesgo de mortalidad por olas de calor. En concreto, señala que el número de fallecimientos relacionados con este motivo aumentará en algunos países un 292% en comparación con el período entre 1971 y 2010.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios