Ciudad

Vía libre

Reconversión de playas de estacionamiento: fuertes cruces entre oposición y oficialismo en el Concejo

La secretaria de Planeamiento explicó nueva ordenanza que habilita al Ejecutivo a acordar la construcción de edificios en altura en el centro y barrio Martin sin pasar por el órgano legislativo. La funcionaria dijo que la meta es que el Concejo “se evite el trabajo de analizar estas cosas"


Este jueves la secretaria de Planeamiento municipal Agustina González Cid se presentó ante dos comisiones del Concejo para describir el proyecto de nueva ordenanza que habilita a la reconversión de predios que se utilizan como estacionamientos en terrenos aptos para la construcción en altura, sin pasar por el órgano legislativo.

En el Salón de los Acuerdos Lisandro de la Torre, las comisiones de Planeamiento y de Gobierno, presididas por sus titulares, Nadia Amalevi, del bloque oficialista Arriba Rosario, y Caren Tepp, del opositor Ciudad Futura, respectivamente

Al iniciar la intervención la arquitecta González Cid, quien se presentó acompañada por las arquitectas Laura del Teglia, directora de Planificación Urbana, y Leticia Leonhardt precisó que la “ordenanza anterior tuvo dos años vigente y hubo consultas”. Indicó que la normativa estuvo vigente hasta el 4 de noviembre pasado, “con un área priorizada para realizar éstos proyectos de reconversión”.

“Ir revisando las normas”

La funcionaria dijo que el objetivo es “ir revisando las normas”. Insistió en que la intención al plantear la “reconversión de las playas” es que “haya uso mixto, comercial, residencial. Más gente viviendo”. Agregó: “Lo que hacemos en la Secretaría es pensar normas para edificios que duren para siempre” para resaltar la característica de Rosario de “sumar espacios públicos”.

Marcó, posteriormente: “Proponemos la ampliación del ámbito para sumar la mayoría de las playas” y destacó que se había trabajado “casi una por una” con la evaluación de cada caso.

Ante una consulta del concejal que también responde a la gestión de Pablo Javkin Fabrizio Fiatti, sobre cuál es el nuevo perímetro que se plantea para la normativa, la arquitecta González Cid indicó que es el sector de Salta, Mendoza, Dorrego y Alem.

La iniciativa plantea playas de 1.000 metros cuadrados, aunque se contempla que puedan ser de 800, si se  puede anexar un terreno aledaño.

Explicó luego que se incorpora el índice edilicio 8 y en tal sentido consignó: “Tenemos un Código morfológico, si uno pide a un desarrollador que deje espacio para una plaza, son metros que no se pueden construir. La regulación es mucho más difícil, por ejemplo si pedimos libere una esquina o se haga un pasaje peatonal”.

Sobre el índice 8 precisó que significa que “se puede construir 8 veces sobre la superficie del terreno”.

También consignó que la altura máxima será de 29,50 metros, equivalente a planta baja y 8 pisos; la planta baja no se podrá usar para estacionamiento, sí para la entrada y salida de vehículos, ni para vivienda.

“Que se evite el trabajo”

La concejala Silvana Teisa, del bloque peronista Trabajo y Dignidad, preguntó si la nueva normativa no contempla que los proyectos pasen por el Concejo y sostuvo la secretaria de Planeamiento que el objetivo “es que se evite el trabajo de analizar estas cosas”.

Ante ello la concejala María Fernanda Gigliani, de Iniciativa Popular, sostuvo que “hay que desmitificar que los proyectos se traben en el Concejo, se demoran más en el Ejecutivo” y recordó que “vienen proyectos edilicios especiales y por alturas mayores en el área central”.

Exhibió la funcionaria municipal imágenes respecto de cómo podría ser un edificio con la actual normativa, por ejemplo, donde está la playa de estacionamiento en la zona de Mendoza y Maipú.

Acotó González Cid que “aplicando el régimen diferencial sería una construcción muy densa, con muy poco aire. Un edificio con el que la ciudad gana poco y nada. Con la versión superadora, qué puede ganar la ciudad, podría sumar una plaza para los vecinos”.

Otro ejemplo, es respecto a un proyecto concreto, el presentado por la firma Solans para la esquina de San Lorenzo y Corrientes. También aquí mostró cómo sería con un régimen y con otro, el que finalmente utilizaron los desarrolladores y está en estudio en el Concejo.

“Se libera una franja de uso público en planta baja”, explicó y “se construyen dos edificios, uno más bajo en la esquina y otro más alto”. También marcó que se mantienen las cocheras comerciales.

De igual modo insistió respecto a los usos mixtos y acerca de los espacios de uso público consignó que “serán mantenidos por el privado”, entre otros aspectos en lo que hace a la iluminación.

Ante una consulta de la edila Gigliani acerca de cuáles fueron las mayores dificultades planteadas por los inversores, la arquitecta González Cid, recordó el caso del complejo que incluye el hotel Hilton, que “el pasaje peatonal fue una excepción”, para sostener que con la normativa que se propicia “no haría falta la excepción”.

En los tramos finales de su intervención la secretaria de Planeamiento sostuvo que “hay que intentar que cada proyecto deje en la ciudad algo, más allá de la compensación”.

Coincidió el edil Fiatti respecto a “entender que los proyectos tienen que dejarle algo a la ciudad, por eso el sentido de la propuesta que hacemos”, según evaluó.

“Acuerdo entre el particular y la Secretaría de Planeamiento”

La concejala Gigliani preguntó acerca de modificar la normativa sobre proyectos edilicios especiales y en tal sentido González Cid mencionó que “sí, ya lo estamos trabajando”.

En tanto la edila Tepp, de Ciudad Futura pregunto si de acuerdo a la norma propuesta “quedaría en un acuerdo entre el particular y la Secretaría de Planeamiento” y si se contemplan los estudios de impacto ambiental.

Dijo González Cid que “los estudios de impacto ambiental están establecidos”.

Tepp evaluó sobre el final: con la normativa propuesta “perdemos la forma de fiscalizar desde el Concejo”.

Comentarios