Policiales, Política

Lesa humanidad

Reconquista: víctimas reconocieron cuartel donde fueron torturados

Voceros de la querella explicaron que la recorrida con el juez y las partes del proceso se hizo en forma individual con cada uno de los testigos, con la idea que no haya influencias de ningún tipo en la percepción y criterio individuales.


Víctimas de secuestros y torturas por los que son juzgados en Santa Fe dos ex policías por delitos de lesa humanidad reconocieron en el cuartel general de la Guardia Rural Los Pumas, en el norte de la provincia, los lugares donde estuvieron detenidos y en algunos casos, golpeados y torturados, en febrero de 1977.

El presidente del Tribunal Oral Federal de Santa Fe, José María Escobar Cello, encabezó una recorrida con cuatro testigos del juicio contra los ex policías Omar Noce y Juan Mulasano, en instalaciones de la guardia rural en Santa Felicia, cerca de la ciudad de Vera y a unos 340 kilómetros al norte de la capital provincial.

Del recorrido por el predio participaron los testigos-víctimas Héctor Manni, Máxima Ortiz, Alberto Romero y Humberto García, junto al fiscal general Martín Suárez Faisal, el abogado querellante Iván Bordón y los letrados de las defensas técnicas de los acusados.

Al finalizar la recorrida, el fiscal Suárez Faisal consideró que “la medida fue un éxito” ya que “algunos de los testigos que ya habían declarado durante el juicio reconocieron los lugares donde habían estado detenidos en febrero de 1977”.

El fiscal le dijo a Télam que los cuatro testigos “reconocieron los edificios donde habían estado cautivos” y explicó que “la idea del acto es que los jueces, en este caso el presidente del Tribunal, tomen contacto directo con los lugares en los que se sucedieron los hechos que protagonizaron las víctimas”.

Por su parte, el testigo Héctor Manni manifestó que pudo reconocer una galería donde estuvo detenido y que se pudo “ubicar perfectamente”.

“Luego, cuando me hacen entrar, tenía los ojos vendados, por lo que no pude reconocer nada, pero cuando me llevan a la habitación donde fueron los tormentos, ahí sentí que era el lugar, porque en algún momento me sacaron la venda para mostrarme unas fotos y vi el escritorio, el piso, la distribución era la misma”, contó Manni a Télam.

Voceros de la querella explicaron que la recorrida con el juez y las partes del proceso se hizo en forma individual con cada uno de los testigos, con la idea que no haya influencias de ningún tipo en la percepción y criterio individuales.

El trámite procesal fue la tercera jornada del juicio contra Noce y Mulasano, y la primera que se desarrolla fuera del recinto del Tribunal Federal de la capital provincial.

Habrá otra inspección, en ese caso en la Jefatura de Policía de Reconquista, sede de la Unidad Regional IX, de la que participarán dos testigos.

En la causa se investiga a Omar Noce, quien se desempeñó entre 1974 y 1979 en el cuartel general de Los Pumas y donde habría cometido siete hechos de privación ilegítima de la libertad agravada por el empleo de violencia y amenazas e imposición de tormentos agravados por tratarse la víctima de un perseguido político.

En cuanto a la inspección a la Jefatura de Policía de Reconquista, se buscará identificar lugares de esa repartición, donde trabajó Mulasano, acusado de haber sido integrante del aparato represivo que secuestraba e interrogaba bajo tormento a prisioneros de la dictadura cívico-militar.

Noce y Mulasano comenzaron a ser juzgados la semana pasada, ya que, aunque estaban involucrados en la denominada “Causa Base Aérea” o “Sambuelli”, ventilada en 2013, no fueron incluidos en ese juicio porque al iniciarse las audiencias estaban prófugos.

En el juicio de 2013, el jefe de la represión en el norte provincial, comodoro (RE) Danilo Sambuelli, fue condenado a 21 años de cárcel por los delitos de privación ilegal de la libertad agravada por amenazas y empleo de violencia y tormentos agravados, y violación agravada reiterada, en un fallo considerado histórico debido a que tomó por primera vez en la provincia los delitos sexuales cometidos durante el terrorismo de estado como de lesa humanidad.

También fueron condenados entonces otro militar retirado aeronáutico, Jorge Alberto Benítez (a 17 años por privación ilegal de la libertad, amenazas, violencia y tormentos agravados) y cinco policías: Carlos Nickisch (con 18 años de prisión por privación ilegal de la libertad agravada, amenazas, tormentos agravados, violación y vejaciones), Horacio Machuca (recibió 11 años de prisión por privación ilegal de la libertad agravada, violación, tormentos agravados y vejaciones) y Rubén Molina (10 años), Arnaldo Neumann (13 años) y Eduardo Luque (7 años).

Si te gustó esta nota, compartila