Ciudad

Todos quedaron conformes

Recolección de residuos: extienden las concesiones y suman a trabajadores informales al reciclaje

El Concejo municipal de Rosario aprobó este jueves la prórroga por dos años de la concesión actual del servicio de recolección de residuos que tiene la ciudad. La extensión será para avanzar con el nuevo pliego y llamado a licitación para cubrir las tareas de higiene en la zona norte y sur


Lime y LimpAr seguirán operando en Rosario

El Concejo municipal de Rosario aprobó este jueves la prórroga por dos años de la concesión actual del servicio de recolección de residuos que tiene la ciudad. La extensión será para avanzar con el nuevo pliego y llamado a licitación para cubrir las tareas de higiene en la zona norte y sur.

La prórroga fue acordada por los concejales a pocos días de que los actuales contratos que el municipio tiene con las empresas LimpAr y Lime se venzan. Con esto, buscan ganar tiempo y garantizar el normal funcionamiento del servicio hasta que se termine de discutir el nuevo pliego para el sistema y su posterior llamado a licitación y adjudicación, algo que estiman que será recién en 2024.

Según explicó el portal Rosario3.com, si bien el objetivo del oficialismo era sacar la prórroga y extender los servicios tal y como funcionan habitualmente, algo que técnicamente sucederá, desde la oposición exigieron algunas modificaciones. Es que por cuestiones legales, desde el oficialismo no veían factible modificar las condiciones del contrato con las empresas ya que lo que se está planteando es una extensión del servicio y en el marco de la excepcionalidad.

Ante esto es que los ediles acordaron sacar en simultáneo con la prórroga varios proyectos relacionados a la recolección de residuos. Uno de ellos es de Ciudad Futura y busca crear un “sistema de reciclaje con inclusión social”. Y otro de Cambiemos para sumar “Puntos Verdes” en distintos espacios de la ciudad.

En tanto, el edil javkinista Fabrizzio Fiatti argumentó durante la sesión sobre la necesidad de contar con un sistema sostenible. Y agradeció por la forma en que se trabajó el expediente “junto con todos los bloques y con la construcción de consensos para mejorar las políticas públicas de la ciudad, tanto en la prórroga como en los demás proyectos relacionados con la higiene urbana”.

Los únicos que se abstuvieron a la hora de votar los proyectos fueron los integrantes del bloque político Volver a Rosario, de Miguel Tessandori y Valeria Schvartz.

Sistema de reciclaje con inclusión social

Según se destaca en la ordenanza, este proyecto aportado por Ciudad Futura busca formalizar la tarea que hacen los recuperadores urbanos. Para esto se propone ampliar la iniciativa de recolección de residuos reciclables puerta a puerta que se viene realizando de forma experimental en algunos barrios.

También se vinculará a las cooperativas de recuperadores con los grandes generadores de residuos. Y se crearán plantas de tratamiento de residuos reciclables en cada distrito con el objetivo de descentralizar la tarea.

Con respecto al problema que se genera con la basura en los barrios populares, ya que no están incluídos en los recorridos de las empresas que actualmente hacen la recolección y tampoco cuentan con contenedores donde desechar la basura, el proyecto pide la intervención directa del municipio en el desarrollo de una política de recolección y recuperación en la que se tenga en cuenta la participación de los propios vecinos.

“Estamos ante un verdadero cambio de paradigma. Hasta hoy, los pliegos de recolección de residuos no incluían a quienes más reciclan, que son los cartoneros. Tampoco contemplaban estrategias para aumentar el volumen de separación en origen y reciclado, algo necesario si queremos dejar de enterrar basura y contaminar el planeta”, manifestó Juan Monteverde, concejal de Ciudad Futura y autor del proyecto aprobado.

Y abundó: “No sólo logramos modificar los criterios con los que se va a diseñar el futuro sistema de recolección, sino que desde mañana mismo comenzará a funcionar (en la órbita de la Secretaría de Ambiente de la Municipalidad) el Área de Reciclaje y Economía Circular. Un nuevo espacio que creamos mediante esta iniciativa y que se encargará de diseñar un Plan de Gestión Social de los Residuos Reciclables para que entre el Estado, las organizaciones y la sociedad civil multipliquemos la capacidad de separación y reciclaje, con el fin de cumplir las metas de Basura Cero”.

Hoy la ciudad produce 800 toneladas de basura diaria, de las cuales sólo logra reciclar el 6%. Sobre esto, Monteverde aseguró: “El esquema actual no es sustentable en términos ambientales, y además es muy poco eficiente desde lo económico. Pagamos por cada tonelada que enterramos, contaminando el planeta y perdiendo la posibilidad de que eso que se entierra, sea reciclado y vuelva como materia prima a la industria. A eso se lo llama Economía Circular, algo de lo que se habla mucho pero se hace bastante poco, y hacia la cual es imposible avanzar si no escalamos la capacidad de separación en origen y recolección diferencial. Para eso existe un actor clave al que hasta hoy se le daba la espalda: las y los recuperadores urbanos”.

El proyecto aprobado fija la puesta en marcha de una serie de Módulos de Transición Ecológica que cambian el actual paradigma, poniendo en el centro de las estrategias de la gestión de residuos a las y los recuperadores urbanos, quienes con su reconocimiento e inclusión potenciarán y ampliarán la capacidad de recuperación y reciclado que hoy tiene la ciudad, disminuyendo así el volumen de residuos dispuestos en rellenos sanitarios.

“Para nosotros, la política no es solamente resolver problemas, sino también, y sobre todo, hacer una sociedad mejor. Porque hay muchas maneras de resolver un problema. Que cada vez produzcamos más basura puede resolverse haciendo un relleno sanitario más grande, mandando la basura a otra ciudad o hasta quemándola. Ahora, esas soluciones, para nosotros, construyen una sociedad peor. Por eso cambiamos el enfoque ¿Y si en vez de seguir enterrando esas 800 toneladas diarias todas juntas, separamos lo que se pueda reciclar, agregamos valor origen, generamos puestos de trabajo y hacemos que lo reciclado vuelva a la industria como materia prima? Es claramente un uso mucho más racional de los recursos naturales. Y es además reconocer y dignificar el laburo esencial que ya hacen las cartoneros y cartoneros. Un círculo virtuoso que hace una ciudad mucho más sustentable en lo ambiental y profundamente más justa en lo social”, aseguró Monteverde durante la sesión al valorar los alcances del proyecto.

El sistema de reciclaje con inclusión social tendrá un presupuesto asignado que se acrecentará en forma progresiva y escalonada, iniciando en el 5% de la certificación mensual de los contratos que se firmen en el próximo pliego, llegando al 10% en el cuarto año del mismo contrato.

Programa municipal de Puntos Verdes

Otra de las iniciativas que se aprobó este jueves es la instalación de centros de recepción de materiales reciclables, tales como: plásticos, papeles, cartón, vidrio, latas, telgopor en distintos espacios de la ciudad.

El objetivo es “fomentar el reciclaje para recuperar materiales ya usados y re introducirlos como materia prima en el proceso productivo que permitan crear nuevos productos”. Para esto el municipio deberá realizar acuerdos con distintos actores de la sociedad civil como supermercados, escuelas y clubes, para que se conviertan en centro de recepción de los reciclables.

Más proyectos votados

En tanto, del concejal macrista Carlos Cardozo se aprobó sobre tablas un proyecto de decreto para encomendar al Ejecutivo que evalúe, junto al gobierno provincial, la puesta en marcha de la planta de tratamiento Girsu. El edil habló en la sesión sobre la prórroga y planteó la necesidad que el Departamento Ejecutivo sea más exigente con las empresas. Además, consideró que el tema de los residuos demanda una “visión metropolitana” para la próximas décadas.

En paralelo, de la comisión de Feminismos, Disidencias y Derechos Humanos se aprobó un decreto para incluir la capacitación es perspectiva de género y violencia contra las mujeres. Siempre en la prórroga de contratación de servicios de higiene urbana.

También expusieron sobre el conjunto de proyectos Verónica Irizar, del bloque Socialista, quien brindó datos comparativos entre los recursos que cuenta Rosario y ciudad de Buenos Aires, que es considerada casi una provincia, y también Córdoba.

Finalmente, además se incluyó en la argumentación de los anteriores proyectos sobre tablas una iniciativa de Fernanda Gigliani, de Iniciativa Popular, quien reclamó al Ejecutivo para que reglamente de manera urgente la ordenanza 10.290 que establece “el sistema de paridad progresiva en la prestación del servicios de higiene urbana” que fue aprobada el 9 de diciembre del 2021.

Comentarios