País

Represión

Reclaman verdad y justicia por los dos militantes asesinados

Las organizaciones sociales marchan este lunes por las muertes de Rodolfo Orellana y Marcos Jesús Soria, ambos a manos de la policía. Se movilizan en la ciudad de Buenos Aires la Ctep, la CCC y Barrios de Pie 


La CTEP plantea que "una policía rubia" asesinó al militante Rodolfo Orellana.

La Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (Ctep), la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y Barrios de Pie encabezarán este lunes una marcha por el centro de la ciudad de Buenos Aires para reclamar “verdad y justicia” por los asesinatos de dos militantes de organizaciones sociales, a manos de la policía.

La marcha reclama por las muertes de Rodolfo Orellana, ocurrida en el marco de un feroz represión policial en presunto intento de toma de tierras en la localidad bonaerense de Ciudad Evita, y la de Marcos Jesús Soria, el sábado, en un barrio al sur de Córdoba, en otro enfrentamiento con la Policía, según denunció la Ctep.

La movilización comenzará con una concentración a las 11, en un cruce de las avenidas de Mayo y 9 de Julio, desde donde los manifestantes se movilizarán hasta a la casa de la provincia de Buenos Aires y luego a la vecina Casa de Córdoba.

 

Los hechos

 

El asesinato de Orellana (de 36 años) ocurrió durante la madrugada del jueves pasado, en un predio ubicado en la ruta 4 y autopista Riccheri, de Ciudad Evita, en el sudoeste del conurbano, en medio de una pelea entre grupos que querían tomar tierras, y tras la intervención de las fuerzas de seguridad.

Ignacio Mattos, de La Simón Bolívar (la parte juvenil de Organizaciones Libres del Pueblo, integrante de la Ctep), contó que se trató de un fusilamiento: “Actuaron sin orden judicial. Primero reprimieron con balas de goma y después con balas de plomo. En un momento una policía le pegó dos tiros al compañero, por la boca y por la espalda, y se llevó su vida”.

El joven referente social contó que la salvaje intervención policial ocurrió temprano. “Estaba clareando, así que sería entre las cinco y las seis de la mañana. Además hay al menos cuatro detenidos en la comisaría de Ciudad Evita”, relató.

“Fusilaron en el suelo con bala de plomo a nuestro compañero Ronald (Rodolfo Orellana) de Celina. Tenemos además varios compañeros y compañeras detenidos y heridos. Mientras en los barrios los compañeros y compañeras luchamos contra las políticas de hambre de este gobierno, la policía de Macri y Bullrich se dedica a asesinar a nuestros compañeros y compañeras”, dijo en un comunicado la organización Tres Ombúes, que responsabilizó al Estado y denunció que a lo largo de los años algunas personas han vendido terrenos protegidos y que “sólo quieren continuar haciendo dinero sucio a costa de la vida de las personas”.

“La gente está desesperada en todo el país, sin trabajo, sin techo, no pueden alquilar y comer a la vez. El gobierno sólo aumenta la crueldad”, tuiteó el titular de la Ctep, Juan Grabois.

Por su parte, el Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) emitió un comunicado en el cual advirtió que “el conflicto que derivó en la muerte de Orellana se inscribe en el contexto de miseria generalizada, de un negociado inmobiliario y de la desidia del Estado sobre tierras fiscales ociosas”.

En el mismo denunciaron “una mafia que comercializa impune e ilegalmente esos terrenos hace tiempo”, y exigieron “el inmediato esclarecimiento del homicidio de Rodolfo y la libertad de los detenidos”. Por el momento, se conoce una autopsia preliminar en la que consta que la muerte ocurrió por un disparo de bala por la espalda, aunque al no haberse podido recuperar el proyectil no pudo determinarse con qué arma fue cometido el asesinato. Todos los testimonios apuntan a la policía.

El procurador de la provincia de Buenos Aires, Julio Conte Grand, dijo el viernes que se trabaja en una autopsia definitiva en la que los forenses intentarán trazar un perfil del arma homicida “en función del diámetro de los orificios de entrada y salida y del trabajo interno dentro de la cavidad de la persona”.

Tal como lo habían expresado los testimonios de los militantes sociales, “las primeras pericias indicaron que el disparo fue por la espalda”, enfatizó el procurador, quien dijo que las autoridades están “alertas y todas las hipótesis están siendo analizadas”.

Por su parte, el ministro de Seguridad bonaerense, Cristian Ritondo, sostuvo que la división de Asuntos Internos de la Policía investiga el hecho y que si hubo “un mal proceder policial, serán sancionados” los responsables.

En el caso de Soria, que murió en el barrio Villa Angelelli II de Córdoba, si bien el reporte policial informó que murió en el contexto de una persecución policial por el “intento de robo a una persona que se dirigía a la parada de colectivo”, desde el Encuentro de Organizaciones reportaron que el joven “había sido previamente golpeado de manera brutal en un descampado, en posición de rodillas, por parte de dos uniformados”. Al intentar escapar, Soria “se refugió brevemente en un corral de caballos. Al salir de allí, recibió un tiro por la espalda por parte de los mismos uniformados”. También detallaron en un escrito que los vecinos de Angelelli II fueron testigos de todos los hechos y “fueron amenazados por los propios uniformados, incluyendo el jefe del operativo”.

Silvia, cuñada del joven muerto contó al diario La Nueva Mañana, que los vecinos le avisaron que a Marcos lo llevaron a una plaza, “lo tenían arrodillado y luego lo golpeaban corriendo de un extremo del barrio a otro. Todo golpeado él se esconde en un corral de caballos, y cuando sale pensando que ya no estaba el móvil, uno de los policías hace un tiro al aire y el otro lo quema por la espalda”. La mujer contó también que varios vecinos presenciaron la situación.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios