Policiales

Volanteada por Juan Cruz Ibáñez

Reclaman justicia por el crimen del estudiante de ingeniería

Familiares y amigos pidieron justicia frente a la sede de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) de Zeballos y Entre Ríos. Unas horas antes hicieron una volanteada en la peatonal Córdoba y en la esquina de avenida Pellegrini y Corrientes

Familiares y amigos estuvieron repartiendo folletos en la esquina de avenida Pellgrini y Corrientes
Foto: Juan José García

Familiares, amigos y compañeros de la facultad de Juan Cruz Ibáñez, el estudiante de 23 años asesinado en su departamento el pasado 29 de junio, se manifestaron este miércoles a las 18 frente a la sede Universidad Tecnológica Nacional (UTN), de Zeballos y Entre Ríos. Los allegados y amigos repartieron volantes e insistieron en su pedido de justicia y reclamaron que se realicen medidas para que el caso de Juan Cruz no se vuelva a repetir.

Unas horas antes los allegados, amigos y la mamá del joven hicieron una volanteada en la esquina de avenida Pellegrini y Corrientes y en la peatonal Córdoba.

Foto: Juan José García

Juan Cruz Ibáñez tenía 23 años, era oriundo de Muphy y cursaba estudios avanzados de Ingeniería. Incluso había sido integrante de un equipo premiado por la Nasa. En la madrugada de viernes 29 de junio, según comenzó a reconstruir la pesquisa, el atacante trepó por una reja del balcón e ingresó al departamento del segundo piso de la víctima, al aprovechar que la ventana corrediza no estaba cerrada. Allí le propinó varias puñaladas al muchacho que le ocasionaron la muerte. Luego, se hizo con algunos elementos de valor, como una guitarra, y pretendió escapar en el auto de la víctima, que estaba estacionado en la cochera.

Según voceros del caso, el homicida intentó en forma infructuosa romper el portón del edificio al impactarlo con el vehículo, hasta que desistió y pretendió obtener ayuda de una vecina para salir del edificio. Finalmente, rompió el portero electrónico de la entrada, salió y tomó un taxi hasta Chacabuco al 4200, adonde se internó en un pasillo. El taxista, quien se enteró de lo ocurrido por los medios de comunicación, avisó a la Policía sobre el joven pasajero que había tomado en el lugar con una importante cantidad de bultos.

Fue en ese marco que el mismo día, la Fiscalía solicitó una orden de allanamiento para Chacabuco al 4200 y el personal de la División de Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI) detuvo a una pareja, identificada como Micaela O., de 21 años, y a Alberto G., de 33, luego de incautarse de una guitarra criolla propiedad de la víctima, una caja plástica con rastros de sangre que en su interior tenía un cinto y otros elementos reconocidos por familiares de Ibáñez.

A los cuatro días, los uniformados de Homicidios de la PDI apresaron a un adolescente de 17 años, quien estaba sindicado por el crimen de Zeballos al 2100 cuando intentaba dejar la ciudad en colectivo con destino a la provincia de Chaco. Desde ese tres de julio, el sospechoso quedó a cargo de la jueza de Menores María Dolores Aguirre Guarrochena, dijeron en dicha oportunidad los voceros del caso.

Si te gustó esta nota, compartila

Comentarios

Te invitamos a comentar y a debatir. Esta es un área abierta al intercambio de ideas. Nos reservamos el derecho de eliminar un comentario si su contenido es fóbico (basado en conceptos de raza, orientación sexual, nacionalidad, religión, género, etc.), o se entiende como una amenaza o un ataque personal hacia otro comentarista o hacia alguna otra persona vinculada. Cualquier mensaje que consideremos que no contribuye a la discusión abierta, respetuosa o participativa será eliminado.