Edición Impresa, El Hincha, Últimas

Reaccionó a tiempo

Celoria aprovechó para darle descanso a la mayoría de los titulares y evaluó a las opciones de recambio.

Por: Franco Trillini

Tiro Federal, con pocos titulares y mayoría de jugadores de recambio, revirtió la floja imagen del primer tiempo y terminó igualando 1-1 con Boca Unidos por la segunda jornada del cuadrangular amistoso que se celebró en Ludueña y cuyos últimos tres partidos se desarrollarán en Rafaela.

Para Ángel Celoria, fue la oportunidad para evaluar a varios jugadores que no habían actuado el viernes pasado en la goleada sobre Deportivo Morón. Entre los casos más importantes, el recuperado Charles Pérez y el goleador Leandro Armani, quien finalmente se quedará en Tiro Federal tras frustrarse su venta a Huracán.

Y como consecuencia de la formación mix que probó el DT tirolense, el rendimiento del equipo no fue el mismo con relación al partido anterior. El único que se mantuvo entre los once fue el Bicho Rossi. Los demás descansaron: Miguel Cárdenas, Yamil Garnier, Juan Vojvoda, Alfredo González Bordón, Franco Lazzaroni, Facundo Castillón, Exequiel Benavídez, Gastón Menicocci, Nilo Carretero y Eduardo Vilce.

Pero luego de un arranque adverso, Tiro Federal se recompuso en el segundo tiempo, ya sea en el marcador como en el desarrollo, para emparejar la historia. El Beto Armani desempolvó el oficio de goleador para capturar una pelota perdida en el área, tras una arremetida de Cozzoni, para estampar el empate en Ludueña.

Boca Unidos se había puesto en ventaja con un tanto de Gutman. Perdió la pelota Pajón en tres cuartos y allí arrancó la réplica visitante. Rami comandó el ataque y cedió para su compañero, quien definió contra un palo. Por entonces, Tiro Federal insistía por derecha con los desbordes de Saucedo y se repetía en centros sin buen destino para Armani y Rossi. Lo mejorcito pasaba por la distribución de Cozzoni y el despliegue de Maccarone.

Tiro Federal la pasó mal en el comienzo del complemento. Allí los palos, en tres ocasiones, salvaron una segunda caída de la valla defendida por Silvonei. Y los goles que se erran en un arco, se convierten en el otro. Cuando el Tigre había empezado a emparejar el trámite, apareció el Beto Armani.

Incluso mejoró el local, con los ingresos de Rueda, el Chimi Ávila y el inquietante Cocó Ledesma. El partido, con los cambios, se hizo más vertiginoso. Y pudo haberlo ganado Tiro Federal con aquel remate de Rueda desde fuera del área que pasó cerquita. Pero lo importante no era el resultado, sino la posibilidad que tuvo Celoria para evaluar variantes de cara a la reanudación de la B Nacional.

Comentarios