Conciertos, Edición Impresa, Espectáculos

Esta noche, a las 21.30, en la Plataforma Lavardén

Raúl Barboza: “Hago una melodía acorde a lo vivido”

Con ritmos de chamamé, vals y chacareras, entre otros, el talentoso acordeonista presentará su nuevo disco de estudio.


Presentado por el mismo Raúl Barboza como “un pequeño cuadernillo de vivencias donde cada tema tiene una razón de existir”, debutará hoy en Rosario el disco Barboza Cuarteto. El material, que ocupa el puesto 70 en la discografía de este afamado y talentoso acordeonista, sonará esta noche, a partir de las 21.30, en el Teatro de la Plataforma Lavardén (Sarmiento y Mendoza).

“Generalmente, cada tema tiene que ver con alguna vivencia, hago una melodía acorde a lo que he vivido”, supo adelantar Barboza a El Ciudadano poco antes de brindar un show, también en la Plataforma Lavardén, en marzo de este año cuando el trabajo que debuta hoy aún no tenía nombre pero ya se encontraba en proceso de producción. “Hay temas nuevos que tienen algunas improntas diferentes. El disco fue iniciado, en primera instancia, en trío, acordeón, guitarra y contrabajo; después le solicitamos a Cacho Vernal si podía agregar algunos timbres de percusión. Vino y se pudo agregar después de grabado”, contó Barboza quien resumió: “El disco tiene mayores graves y muchos matices. El color del grupo es siempre el mismo, pero trato que cada música tenga su personalidad”.

Barboza Cuarteto está integrado por 12 composiciones, algunas compuestas por el mismo acordeonista, algunas ajenas y otras compartidas con los músicos que participaron de la grabación del material.

“Lágrimas”, “Duende de la siesta”, “Cherógape” y “Nazareno, el artesano”,  son algunos de los temas que integran el material en el que Barboza vuelve a poner en juego su amor por la música: “Cada música tiene un hilo conductor que es tratar de llegar al espíritu de la gente y que cada tema traduzca o les llegue a cada uno de los que escuchan algo de paz y tranquilidad, teniendo en cuenta todas las cosas desagradables que uno vive sin querer vivirlas, por lo menos que la música sirva para eso”, aseguró quien actualmente comparte formación con los instrumentistas Nardo González en guitarra, Cacho Bernal en percusión y Roy Valenzuela en contrabajo.

Sincero y concreto concluyó: “Mi acordeón es el traductor de mis sentimientos y juntos intentamos que esos sentimientos lleguen al corazón de quien está sentadito escuchando”.

Comentarios