Policiales

De Rosario a Buenos Aires

Ratifican pena por narcotráfico para Ojito Actis Caporale, que va a nuevo juicio por narcoencomienda

Los ministros del máximo tribunal dieron a conocer su dictamen sobre los recursos que presentó la defensa del piloto de carreras y de los otros miembros de la organización por las penas dictadas en marzo de 2021 en una causa por ventas de drogas con connivencia policial en Rosario


Ignacio “Ojito” Actis Caporale tiene 35 años y hace más de una década que su nombre resuena en las crónicas policiales por sus vínculos con el narcotráfico tanto en el departamento Rosario como en el ámbito internacional. En 2012, la Justicia federal de Rosario le dictó captura en el marco de una investigación por proveer cocaína y drogas sintéticas a búnkeres de la zona norte y noroeste. Estuvo cuatro años prófugo, época en la que incurrió en el automovilismo, y en marzo de 2021 fue condenado a 9 años y medio de prisión en un juicio en el que llegó acusado como líder de la banda integrada por seis personas, dos de ellas policías. Las condenas fueron apeladas en todas las instancias y llegaron a la Corte Suprema de Justicia de la Nación cuyos magistrados resolvieron también rechazar los recursos presentados por las defensas de los condenados. Este fallo es un nuevo revés para Ojito, quien volvió a ser detenido en marzo pasado por otra causa donde está señalado como líder una nueva banda que enviaba cocaína por encomiendas a Europa, cuyo inicio del debate oral está programado para diciembre próximo.

La resolución de los ministros del máximo tribunal, Horacio Rosatti, Carlos Rosenkrantz, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti, desestimó todos los recursos extraordinarios interpuestos por el fallo del 11 de marzo de 2021 luego de el Tribunal Oral Federal 3 de Rosario condenara a Ojito Actis Caporale a la pena de 9 años y 6 meses de prisión como organizador de la actividad de tráfico de estupefacientes en la modalidad de comercio agravado por la intervención de tres o más personas en los barrios de Alberdi, La Cerámica y Casiano Casas. Como coautores, fueron penados Leandro Cano, Daniel Illanes, Carlos Colombini y Ramón Palamedi, a los que les aplicó penas de entre 6 y 6 años y medio de prisión.

Los magistrados también condenaron a los policías Juan Ángel “Tiburón” Delmastro, a quien vincularon con Los Monos, y al comisario Alejandro Miguel Druetta como partícipes necesarios, agravado en su caso por su condición de funcionarios públicos. A ellos les impusieron penas de prisión de 7 y 10 años, respectivamente, multas e inhabilitación absoluta y especial.

“Contra esa resolución las defensas interpusieron sendos recursos de Casación, que fueron rechazados por la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal. Ello motivó la presentación de sendos recursos extraordinarios que también fueron denegados. Las defensas, entonces, interpusieron recursos de queja ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación”, detalló la resolución que concluye con el rechazo de los ministros.

Las presentaciones fueron en referencia al dictámen del juicio que empezó a mediados de febrero de 2021 y duró un mes. En una de las primeras jornadas, Ojito declaró como arrepentido y brindó detalles de su relación con Druetta, la cual dio una muestra de la verdadera regulación del mercado del narcomenudeo en el Gran Rosario.

Esas declaraciones fueron tenidas en cuenta en sus alegados por el fiscal General Federico Reynares, quien consideró que entre el joven y los policías había un pacto. “El acuerdo era a cambio de dinero y de datos para fabricar procedimientos a partir de datos que le brindaba Ojito, que se plasmaban en actas policiales falsas a cambio de los cuales se le permitía vender drogas”.

Juicio a Ojito Caporale: “No es sólo Druetta, hay una estructura que avalaba este tipo de prácticas”

Ojito concluyó en su declaración que en 2012 se terminó la relación con el entonces comisario Druetta y cuando estaba en un aeropuerto en Perú, el otro policía –Tiburón Delmastro–, lo llamó para decirle que el personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) lo esperaba y le estaban allanando la casa. Se bajó del avión y se esfumó. Finalmente fue apresado en diciembre de 2016 en el autódromo de Buenos Aires cuando se disponía a correr una carrera automovilística, se hacía llamar Alex Aqua.

El comisario Alejandro Druetta fue apresado por la PSA y condenado a 10 años de prisión en marzo de 2021.

 

El 21 de marzo de 2022, la Justicia federal concedió a Ojito Actis Caporale la libertad condicional al considerar los casi seis años que estuvo en prisión preventiva y por lograr los beneficios educativos luego de que aprobara una treintena de cursos.

La otra caída de Ojito: narcoencomiendas

Actis Caporale disfrutó de la libertad condicional por un año, ya que el 29 de marzo pasado volvió tras las rejas por estar sindicado como líder de una banda que intentó traficar cocaína disimulada en encomiendas a España.

La causa se inició el 12 de diciembre de 2022 cuando los pesquisas incautaron la chopera que había sido despachada por la empresa DHL, de la sucursal de avenida Córdoba 5011 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), y tenía como destino Pamplona, España.

De las medidas que llevaron adelante los pesquisas para dar con los responsables, surgió que los que llevaron la chopera con la cocaína oculta a DHL había sido una pareja. Si bien la joven que entregó la caja no presentó el DNI, mostró una captura de la aplicación Mi Argentina.

La Justicia intervino el teléfono identificado a través de ese documento que estaba a nombre de Matías Gabriel Nappe, quien actuaba con Soledad “China” Ottaviano. Hubo allanamientos y la pareja fue detenida en el barrio porteño de Mataderos donde también incautaron cocaína sin fraccionar junto a otras anotaciones de interés para la causa.

Las actuaciones siguieron hasta el 16 de marzo pasado cuando la joven tomó la misma decisión que Ojito con Druetta y pidió declarar. La China contó que había sido contactada por Caporale, quien la había “reclutado” para que viajara a Paraguay a comprar droga por una deuda que tenía con él.

Agregó que también tenía que recorrer varias ciudades paraguayas para retirar 10 termos que estaban cargados de cocaína. Además, le había dicho que haría viajes a España como mula y sumó que junto con Nappe hicieron viajes a Misiones para buscar drogas provenientes de Paraguay, las cuales eran acopiadas en una cochera que está al lado de Cinemark, en el barrio porteño de Palermo.

Detuvieron al célebre Ignacio “Ojito” Actis Caporale por enviar 8 kilos de cocaína a Europa

“Actis Caporale integraría un eslabón superior y de importancia en la organización narcocriminal objeto de investigación. Sería el proveedor, directo o indirecto, de la sustancia prohibida que intentó extraerse del territorio nacional, como así también de aquella que ha sido comercializada en el país”, fue la fundamentación de la fiscal en lo penal económico María Gabriela Ruiz Morales que usó para solicitar la detención de Ojito ante el juez Pablo Yadarola, el cual también había dado la orden para intervenir la línea de Nappe.

Fue en ese marco que Ojito fue apresado el 29 de marzo pasado cuando se presentó como todos los meses en la comisaría Vecinal 6ª en el barrio porteño de Caballito, debido a su situación judicial.

Luego, los pesquisas hicieron ocho allanamientos donde apresaron a otros tres sospechosos, los cuales esperan junto al sindicado líder en prisión preventiva por el juicio oral, cuyo comienzo está anunciado para diciembre próximo.

Comentarios