Edición Impresa, Policiales

Reclamo

Ratifican condena en el caso Mercedes Delgado

Es a 16 años de prisión contra el autor del disparo que mató a Mecha. Organizaciones sociales esperaron la sentencia en la puerta de Tribunales.


“Hoy respiro Justicia”, dijo Juan Ponce al salir de una audiencia oral donde escuchó la confirmación de la condena a 16 años dictada contra Héctor Daniel Riquelme, el hombre de 50 años que en enero de 2013 se enfrentó, junto con sus hijos, a balazos con una banda contraria en el marco de una disputa territorial en barrio Ludueña. Uno de esos balazos impactó en Mercedes Delgado, quien perdió la vida sólo por estar parada en la vereda. Mecha, como se la conocía, era una colaboradora del comedor San Cayetano y sus hijos, especialmente Juan, iniciaron una lucha por justicia que, con el tiempo, fue acompañada por vecinos y organizaciones sociales. Ayer, luego de la lectura de la resolución que estuvo a cargo de Daniel Acosta, todo fue emoción, lágrimas y abrazos. “Estos 16 años (de condena) no me van a devolver a mi madre pero me pone contento. Por lo menos llegamos a conseguir justicia y no venganza”, sostuvo Juan. Previo a esta decisión, el mismo tribunal confirmó una condena a 7 años contra Matías Riquelme por tentativa de homicidio.

Acosta dio lectura al fallo de la Cámara Penal que confirmó la condena impuesta a Héctor Daniel Riquelme oportunamente dictada por el Juzgado de Sentencia 7ª a cargo de José Luis Mascali. El tribunal pluripersonal compuesto por Acosta, Georgina Depetris y Carlos Carbone decidió avalar –por dos votos y una abstención del último vocal– la sanción de 16 años de cárcel que deberá purgar Riquelme por el crimen de Mercedes Delgado.

El tribunal entendió que Riquelme “mató a una inocente mujer desprotegida y pretendió hacerlo indiscriminadamente respecto de sus contrincantes”. El fallo descartó una legítima defensa o un exceso de la misma al sostener que los episodios de acción y reacción armada entre ambos grupos databan de horas, incluso de días previos al crimen. Hay testigos que refieren que el ataque lo inició Héctor Riquelme y que la actitud previa al tiroteo era de espera, a lo que sumaron la ubicación de los Riquelme. El acusado junto a sus hijos se encontraba en la puerta de su casa y en dirección oblicua a la esquina donde estaba el grupo de David Ferriol y Ramón Antonio Piedrabuena, condenados a 6 y 5 años y 4 meses respectivamente por tentativa de homicidio. Lo que demuestra un ataque más planificado que un supuesto hecho de “subir la guardia” ante una eventual agresión, refiere la resolución.

El fallo sostiene que el dolo homicida fue claro. Argumentó que Riquelme quería dar muerte a los integrantes del grupo opositor y en ese plan hizo todo dentro de sus posibilidades, con todos los medios a su alcance para concretarlo y si no lo logró fue sólo por causas ajenas a su voluntad. La disputa territorial afirmada por varios de los testigos introdujo al tribunal en la realidad que vivió el barrio, donde varios de ellos habitaban a metros de los agresores de ambos grupos, donde los disparos y las amenazas se tradujeron en el temor por la integridad física y generaron un pedido de custodia para poder salir a la vereda. Acosta agregó que Riquelme continuó con la persecución de los Ferriol cuando estos ya se iban y, en ese contexto, baleó a Delgado aunque podría haber matado a cualquier persona.

Mecha encendida

La lectura fue acompañada por una carpa rodeada de manifestantes que esperó frente a Tribunales provinciales la decisión. Juan Ponce fue el encargado de comunicar la resolución de Cámara que derivó en sonrisas y llantos, abrazos y palmadas en la espalda. Sumamente emocionados los familiares fueron acompañados por vecinos y organizaciones sociales y no faltó el agradecimiento a los abogados del Centro de Asistencia Judicial, que representó a la familia, y una suelta de globos blancos para homenajear a la víctima.

Comentarios